como

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascitis plantar es un tejido de unión fibroso, también conocido como el ligamento arqueado, que se origina en el calcáneo y se inserta en todas las falanges próximas.

La fascitis plantar es la condición más común de dolor en el talón. Esto sucede cuando el ligamento fibroso de la fascia plantar,  que se encuentra a lo largo de la parte inferior del pie, provoca desgarros en los tejidos, y esto produce dolor e inflamación.

El dolor suele situarse cerca de donde la fascia se une al hueso del talón aunque puede empezar a desarrollarse en la parte interna del tobillo. Este dolor se nota sobre todo por la mañana, al poner el pie en el suelo, que evoluciona a una sensación de quemazón.

La fascitis plantar puede ocurrir por varias razones, entre las causas más comunes destacan la sobrecarga de actividad física o ejercicio, un apoyo incorrecto del pie, la artritis o la diabetes.

El tratamiento se debe efectuar lo antes posible para que no se vuelva crónico. El tratamiento consiste en acabar con la inflamación mediante la fisioterapia. Además se deben tomar medidas para prevenir la aparición de esta enfermedad, y evitar que regrese. Como por ejemplo mantener un peso saludable y emplear un calzado adecuado, entre otras cosas.

sindrome

¿Sabes qué es la miocardiopatía o síndrome del corazón roto?

La miocardiopatía o el síndrome del corazón roto, es un síndrome cardiaco agudo, que simula un infarto agudo de miocardio y que se caracteriza por síntomas isquémicos, elevación del segmento ST en el electrocardiograma y niveles elevados de marcadores de enfermedad cardiaca.

Los síntomas se presentan de repente después de sufrir estrés emocional o físico. Afecta con mayor frecuencia a mujeres postmenopáusicas de edades comprendidas entre los 55 y los 75 años.

Los signos y síntomas más frecuentes del síndrome del corazón roto son el dolor en el pecho y la sensación de falta de aliento. También pueden presentarse arritmias o un choque cardiógeno.

El choque cardiógeno es una situación en la que el corazón se debilita y no puede bombear suficiente sangre para todo el organismo.

Para detectar este síndrome del corazón debes prestar atención a los resultados del electrocardiograma que no se parecerá a las personas que tienen un ataque cardíaco. Las pruebas mostrarán un abombamiento y movimiento poco común de la cavidad inferior izquierda del corazón.

El tiempo de recuperación de este síndrome es rápido, entre días y semanas, en comparación con el de un ataque cardíaco, que es de un mes o más.

higiene postural

Higiene postural: evita las posturas dañinas para tu espalda

En la actualidad pasamos muchas horas sentados, ya sea por trabajo o por ocio, y esto puede producir cierto malestar en la espalda. Como ya te comentamos en entradas anteriores los dolores lumbares suponen un 90% de las bajas laborales en la Unión Europea y las causas más comunes residen en el entorno laboral, sobre todo en las oficinas al no utilizar la postura adecuada para sentarse.

Por ello, en la entrada de esta semana te enseñamos los errores más comunes que cometemos a la hora de sentarnos y que no debes realizar.

Los errores más comunes por excelencia son tener la cabeza adelantada, los hombros caídos, columna curvada hacia delante y zona lumbar sin llegar a apoyarla en el respaldo. Además no apoyar los codos en una superficie a la hora de escribir o usar el teclado, genera molestias musculares y articulares.

Sentarse en el borde de la silla también es una postura usual, pero dificulta el mantener la postura correcta de la espalda. Además con esta posición se reduce el apoyo y la estabilidad del cuerpo, y en ocasiones hace que estés demasiado cerca de la mesa, por lo que dificulta tu movilidad.

Otra postura que adquirimos es la de mantener los hombros caídos, provocando molestias en la musculatura pectoral y en la espalda.

Debes empezar a fijarte que posturas sueles adquirir al sentarte y comenzar a sustituirlas por otras más correctas y así evitar hacerte daño. La higiene postural nos ayuda a prevenir lesiones en el día a día.  Por tanto, cuando se está sentado hay que enderezar la columna, centrando la fuerza en la zona lumbar y evitar la habitual “joroba”.

que-ocurre-si-nos-saltamos-el-desayuno

¿Qué ocurre si nos saltamos el desayuno?

El desayuno es la comida más importante del día. Tomar un buen desayuno te aporta muchos beneficios. Entre ellos, perder peso, controlar la diabetes y evitar posibles problemas cardiovasculares.

Cuando no desayunamos nuestros niveles de glucosa bajan y ésto obliga a nuestro cuerpo a quemar otras reservas de energía. No aportar la glucosa necesaria, puede hacernos caer en el llamado “bajón” de la tarde. El cerebro detecta un estado de hipoglucemia que nos despierta una gran necesidad de tomar azúcares por la tarde o antes de ir a dormir. Algo no muy aconsejable porque el organismo no dispone del tiempo suficiente para quemar las calorías que aporta el azúcar. Por lo tanto, esa energía se convierte en grasa.

Es un error muy común pensar que saltarse el desayuno ayuda a adelgazar. Desde aquí debemos informaros que si los azúcares se toman (con moderación) por la mañana, aportan energía al cuerpo y ésta se consume a lo largo del día.

Mientras nuestro cuerpo está haciendo algún esfuerzo, ya sea físico o psíquico, nuestro organismo está nutriéndose de esa energía que será empleada como combustible.

Y además, si añadimos que por la noche es aconsejable no cenar mucho, y que permanecemos entre 8-10 horas sin tener nada en el estómago desde que nos acostamos hasta que nos levantamos, encontramos otra razón por la que el desayuno es muy importante.