-

La alergia: tipos y causas

La alergia es una respuesta del sistema defensivo del paciente, que identifica como dañinas determinadas sustancias que son habitualmente toleradas por la mayoría de personas.

Las enfermedades alérgicas tienen su origen en los antecedentes familiares y los factores ambientales. Pero se debe dejar claro que un bebé no nace alérgico, si no que se tiene una predisposición genética, y según los factores ambientales surge en las personas la alergia.

Existen varios tipos de alergia provocadas por sustancias inhaladas, alimenticias, fármacos, de contacto, ocupacionales y veneno de insectos. Esto conlleva la aparición de las enfermedades alérgicas, entre las que destacan:

La rinitis alérgica: produce estornudos, picor de nariz y congestión nasal. Las sustancias que provocan esta enfermedad son el polen, los ácaros, los animales y los hongos.

Asma alérgica: produce tos, dificultad respiratoria y ruidos inspiratorios y espiratorios torácicos.

Urticaria: se trata de una enfermedad cutánea que se manifiesta por la aparición de habones que suelen producir picor. Las causas pueden ser alimentarias, por fármacos o picadura de insectos.

Dermatitis atópica: esta enfermedad está provocada principalmente por la sequedad cutánea, esta sequedad produce picor y rojeces.

Alergia alimentaria: esta enfermedad se produce al ingerir alimentos que provocan en el paciente la reacción alérgica. Usualmente deriva en picor o hinchazón de labios y boca, y los alimentos más frecuentes que la producen son la leche, el huevo, los frutos secos, las frutas y los crustáceos.

Esperamos que os haya sido de ayuda, para cualquier duda podéis contactar con nuestros especialistas en alergología.

enfermedades-corazon

Enfermedades del corazón: signos y síntomas

Los signos y síntomas de las enfermedades del corazón pueden ser diferentes en hombres y mujeres. El síntoma más frecuente de estas enfermedades es la angina, es decir, un dolor o molestia en el pecho que se presenta cuando el músculo cardíaco no recibe suficiente sangre con oxígeno.

En los hombres, la angina se siente como una presión en el pecho, empeora con la actividad física y desaparece en el reposo. En cambio, en las mujeres, también tienen este síntoma pero se suelen quejar de un dolor agudo en el pecho, y tienen más posibilidad de que se les presente durante el reposo.

A continuación, hemos seleccionado varias complicaciones de las enfermedades coronarias más comunes:

Ataque cardíaco: el síntoma más común de sufrir un ataque cardíaco es un dolor o malestar en el pecho, pero también pueden experimentar dolor en la espalda, cuello, indigestión, acidez estomacal, náuseas o cansancio. Además, tener sudor frío y sentir dolor en el brazo izquierdo es más frecuente en los hombres que en las mujeres durante el ataque.

Arritmia: las arritmias son problemas de ritmo en los latidos del  corazón. Durante una arritmia, el corazón puede latir demasiado rápido, demasiado lento, de manera irregular e incluso llegar a dejar de latir. Esta situación se denomina paro cardíaco súbito, y provoca la pérdida del conocimiento e incluso la muerte si no se trata de inmediato.

Insuficiencia cardíaca: es una enfermedad en la que el corazón no es capaz de bombear suficiente sangre para todo el organismo. Esta enfermedad causa dificultad para respirar y agotamiento.

imagen-29c

¿Qué es la bronquitis y cuáles son sus principales causas y síntomas?

La bronquitis es una inflamación de la mucosa bronquial, que se presenta mediante dolor de cabeza, malestar, fiebre, pérdida de apetito y cansancio, entre otras cosas. Pero sobre todo tos y dificultad para respirar. Además es habitual que tenga un origen infeccioso, aunque también puede ser por la inhalación de sustancias tóxicas.

Al principio del diagnóstico la bronquitis es leve y puede curarse fácilmente, pero si no se trata a tiempo puede derivar a una bronquitis crónica. Esta enfermedad es contagiosa, pues se trasmite a través de la saliva que se pueda expulsar al toser o estornudar.

Existen dos tipos de bronquitis, por lo que las podemos clasificar por una parte como bronquitis aguda y por otra como crónica.

-          Bronquitis Aguda: esta bronquitis es generalmente un trastorno leve, surge después de un resfriado común u otra infección viral. Es muy usual confundirla con procesos gripales o resfriados ya que poseen los mismos síntomas. Durante el proceso de curación es recomendable beber mucha agua y evitar los productos lácteos.

-          Bronquitis Crónica: esta bronquitis puede durar mucho más tiempo que la anterior y afecta principalmente a las personas adultas. Generalmente ocurre al comienzo del invierno y está caracterizada por la presencia de tos húmeda y fiebre.

Por último, decir que la bronquitis se puede prevenir tomando mucha vitamina C, A y E. Además de evitar leche con crema, azúcares y harina, ya que favorece a la formación de flemas. Esperamos que la información te sirva de ayuda, cualquier duda no dudes en contactar con nosotros, estaremos encantados de atenderte.

Dolor-tobillo_TINIMA20130430_0014_5

La Bursitis Calcánea: tipos, causas y tratamiento

La Bursitis Calcánea es una enfermedad inflamatoria que afecta a las bolsas serosas que se encuentran en la parte posterior del talón, entre éste y el tendón de Aquiles. Estas bolsas tienen la función de facilitar el deslizamiento entre los tendones y las estructuras óseas reduciendo el sufrimiento al friccionar ambas estructuras.

Existen diversos tipos de bursitis:

-Bursitis química: si son causadas por sustancias inflamatorias o degenerativas.
-Bursitis traumática: si se producen después de un trauma que hace que llene la bolsa de sangre.
-Bursitis física: si son causadas por microtraumatismos, estrés mecánico, o bien por fricción excesiva con las estructuras que lo rodean.
-Bursitis sépticas: si son causadas por bacterias como es el estafilocoo.

Las causas principales que provocan esta enfermedad son los traumatismos, sobrecarga del tendón de Aquiles, por el empleo de un mal calzado o por enfermedades reumáticas.

Esta enfermedad se puede diagnosticar mediante una ecografía donde se ve el tejido blando, y el tratamiento consiste en eliminar la causa que ha provocado la bursitis, reducir la inflamación y realizar una serie de ejercicios de estiramiento mediante fisioterapia.