valenclinic_consejos_piel-999x360

10 consejos para prevenir el cáncer de piel

BLOG. Con motivo del Día Europeo de la Prevención del Cáncer de Piel, desde VALENCLINIC queremos compartir estos 10 consejos de salud para cuidar tu piel este verano y alejar posibles complicaciones en el futuro.

1. Evita la exposición solar en las horas centrales del día. Los rayos solares son más fuertes y perjudiciales entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde.

2. Utiliza fotoprotectores que te protejan frente a la radiación UVA y UVB. Dependiendo de tu fenotipo, debes aplicarte un fotoprotector con uno u otro factor de protección, pero este deberá ser como mínimo de 30.

3. Protege tu cuerpo con la ropa adecuada. Los colores oscuros generalmente protegen mejor del sol que los claros, y los tejidos tupidos son más aconsejables que los más holgados.

4. Usa gafas de sol para evitar daños oculares. Deben tener una protección del 100% frente a los rayos UV, y el certificado de haber superado todos los controles de la Unión Europea.

5. Protege a los niños del sol. Antes de los tres años, no es recomendable que los más pequeños estén expuestos directamente al sol. Debemos aplicarles a menudo protección solar y protegerlos de la radiación con las prendas adecuadas.

6. Limita el uso de las salas de bronceado artificial. La mayoría de los dermatólogos y organizaciones de la salud desaconsejan el uso de camas bronceadoras o lámparas de sol, pues emiten rayos UVA.

7. Consulta los índices ultravioleta e infrarrojos antes de la exposición al sol. La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) pone a disposición los datos, que ayudan a planificar las actividades al aire libre y a evitar la exposición en aquellos días en que la radiación sea más perjudicial.

8. Cuidado al aire libre. Recuerda que las radiaciones solares se reflejan en nieve (+80%), arena (+25%) y agua o hierba (+10%), lo que provoca que aumenten sus efectos al incidir directamente sobre la piel. La radiación también aumenta con la altura, como en entornos de montaña.

9. Observa de cerca tu piel. Realiza una autoexploración de tu cuerpo cada uno o dos meses. Presta especial atención a cinco signos, conocidos como criterios ABCDE: Asimetría, Bordes irregulares, Color no homogéneo (que puede variar del marrón al negro o al azul o blanco), Diámetro (superior a seis milímetros) y Evolución en el tiempo.

10. Acude al dermatólogo periódicamente. Si en tus autoexploraciones observas lesiones pigmentadas sospechosas, ya sean nuevas o antiguas, debes concertar periódicamente una cita con tu dermatólogo para que inspeccione tu piel.

Y es que el cáncer de piel se triplica cada diez años en todo el mundo, según la Organización Mundial de la Salud. En España, la incidencia de este cáncer ha aumentado un 38% en los últimos cuatro años, sobre todo entre los jóvenes de 25 a 29 años, como consecuencia del abuso del sol en las etapas tempranas de la vida. Como dato positivo, hay que apuntar que el 90% de los casos se curan si se detectan de manera precoz.

problemas estomago

¿Problemas de estómago en verano? Podría ser la bacteria ‘Helicobacter pylori’

¿Hay días en los que notas falta de apetito, náuseas, vómitos, sensación de tener el estómago lleno, eructos excesivos, dolor o pérdida de peso inexplicable…?

Estos síntomas frecuentes -el 30% de los españoles afirma tener problemas estomacales- son manifestaciones que pueden aparecer en diversas enfermedades del aparato digestivo y ante los que conviene acudir al médico especialista en el aparato digestivo.

Ante estos síntomas recurrentes es importante acudir al médico -el 40%  de los pacientes no va al médico cuando presenta algunos de ellos- ya que una de las causas puede ser la famosa Helicobacter pylori, una bacteria con forma de espiral que vive en el estómago y en el duodeno (la parte del intestino que sale del estómago) y está vinculada a la aparición de enfermedades del estómago, como la gastritis y las úlceras (pépticas, gástricas o duodenales). En España la bacteria está presente en aproximadamente el 50% de la población, aunque sólo provoca la infección en un pequeño porcentaje de los casos.

¿Qué es la Helicobacter pylori?

La Helicobacter pylori es una bacteria que puede afectar tanto a hombres como a mujeres y, una vez en el estomago, la bacteria induce una enfermedad crónica siendo la inflamación en casi todas las personas infectadas un rasgo recurrente. Pese a que los síntomas característicos de la infección por esta bacteria son frecuentes y leves, puede desembocar en enfermedades graves, como el cáncer gástrico.

¿Cómo se contagia la Helicobacter?

La bacteria Helicobacter se suele adquirir en los primeros meses de vida, y su contagio es de persona a persona. La infección se contagia de la boca de una persona a otra, sin embargo también puede transferirse desde las heces a la boca. Es decir, si una persona no se lava las manos después de usar el baño puede contagiarse con esta bacteria. Aunque todas las personas pueden contraer esta infección, se sabe que los niños son más propensos a infectarse con la bacteria principalmente por la falta de una higiene adecuada.

En cualquier caso, si alguno de los síntomas persiste (eructos excesivos, sensación de hinchazón, sensación de mareo o vómitos, pérdida del apetito o pérdida de peso) hay que consultar con el médico para que realice una valoración. Además, si se observa la presencia de sangre o heces fecales en color negro, es una señal importante de que se tiene que ir con el médico lo más pronto posible para evitar cualquier problema mayor.