vuelta-trabajo

6 Consejos para volver al trabajo de forma positiva después de vacaciones

No estás solo si alguna vez has sentido que necesitabas unas vacaciones después de las vacaciones. Y es que a nadie nos gusta volver a lidiar con correos electrónicos, llamadas o reuniones después de unas vacaciones increíbles. Pero debemos volver a la rutina, y debemos volver de la manera más suave posible evitando padecer agotamiento mental. Veamos pues, una lista de consejos que harán que la vuelta al trabajo sea un poco más liviana:

1. No vuelvas a trabajar inmediatamente después de que terminen las vacaciones

Todos necesitamos algo de tiempo para volver al ritmo habitual. Si se puede, es mejor tomar uno o dos días para recuperarse en casa antes de regresar a la oficina. Ordenar la casa tranquilamente o ir a comprar con calma el día después de haber regresado de unas largas vacaciones es la mejor idea para volver lentamente a  la rutina. Nuestra mente necesita tiempo para adaptarse. Si no, sumaremos estrés además de cansancio a la hora de volver a trabajar.

 2. Planea el día de vuelta al trabajo

Bien sea el día antes de regresar al trabajo o la mañana antes de incorporarnos, es bueno planear como va a discurrir nuestro primer día en la oficina. Hacer unas lista con las tareas más prioritarias, comenzar con tareas antiguas no finalizadas antes de vacaciones o centrarse primero en cosas qué mejor sabemos hacer o sean más sencillas son buenos consejos para el primer día y recuperar la normalidad lo mejor posible.

3. Adopta un estilo de vida saludable

Cuida tu alimentación, complementa una dieta saludable con vitamina B, evita el alcohol y la cafeína, practica habitualmente ejercicio y descansa lo mejor posible evitando trasnochar.

4. Llévate un pedacito de las vacaciones al trabajo

Las vacaciones son vivencias personales que nos indican la necesidad de tomarnos un descanso y disfrutar de la vida. Recordar un viaje nos brinda un placer que nos puede ayudar a lidiar contra el cansancio de la vuelta al trabajo. Un ejemplo sensitivo: usar difusores con aceites del lugar de nuestras vacaciones puede ayudarnos a crear una atmósfera menos hostil en la oficina.

 5. Interactúa con los compañeros

Algunos compañeros de trabajo pueden preguntarnos sobre las vacaciones. Está bien hablar de ello. Las anécdotas siempre propiciarán un mejor ambiente en la vuelta al trabajo. También es bueno que preguntemos por las vacaciones de los demás creando un clima más distendido y creando vínculos con los compañeros.

 6. Toma pequeños descansos durante el día

Volver al trabajo de manera intensiva y sin pausas es sinónimo de agotamiento inmediato. Hay que ser cuidadosos con unos mismo y volver de manera gradual de menos a más. Es aconsejable tomar pequeños descansos de cinco o diez minutos cada tres horas para relajarse.