enfermedades-ojos

Enfermedades de los ojos más frecuentes y relacionadas con la edad

A partir de los 40 años, lo más probable es que la visión cambie. Muchos de nosotros necesitamos lentes para ver de cerca o tenemos más problemas con el resplandor del sol o a la hora de distinguir colores. Estos cambios son una parte normal de envejecer.  Sin embargo, a más edad, mayores riesgos de desarrollar enfermedades y patologías de los ojos.

Todos debemos visitar un oculista para hacernos un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas. Y es que muchas enfermedades de los ojos no tienen signos de aviso temprano o síntomas. Por ello, un examen de los ojos con dilatación de las pupilas puede detectar enfermedades  en sus etapas tempranas antes de que ocurra una pérdida de la visión.

Enfermedades de los ojos relacionadas con la edad:

 

La degeneración macular

La degeneración macular relacionada con la edad es una enfermedad asociada con el envejecimiento que gradualmente destruye la visión central clara. La visión central es necesaria para ver objetos claramente y para hacer las tareas diarias como leer o conducir. Se da en personas mayores que a lo largo de su vida han estado expuestas a la exposición prolongada de los rayos UV y consiste en el deterioro de parte de la retina.

Cataratas

La catarata es una niebla en la lente del ojo. La visión con catarata puede ser borrosa, los colores pueden parecer desteñidos y se puede notar sensibilidad al resplandor. La catarata es propia de la tercera edad, aunque excepcionalmente también afecta a jóvenes. Las cataratas se producen cuando el cristalino con el paso de los años, se torna opaco y va perdiendo su transparencia ocasionando vista borrosa e incluso pérdida de la visión. Requiere cirugía cuando la visión no es lo suficientemente buena como para que el paciente pueda realizar sus actividades normales.

La enfermedad diabética del ojo

Es una complicación de la diabetes y una de las principales causas de ceguera. La forma más común es la retinopatía diabética que ocurre cuando la diabetes daña los pequeños vasos sanguíneos dentro de la retina. Las personas que sufren colesterol elevado y las mujeres embarazadas que sufren de diabetes también son pacientes de más alto riesgo. Se puede tratar con láser, con inyecciones de algunos fármacos dentro del ojo y en algunos casos con cirugía.

El glaucoma

Es una de las principales causas de ceguera a nivel mundial junto con la retinopatía diabética, especialmente en los adultos. Y es que el glaucoma es un grupo de enfermedades que pueden dañar el nervio óptico del ojo y resultar en pérdida de la visión y ceguera. Usualmente es asociado con la presión alta en el ojo y afecta la visión de lado o periférica. Se da principalmente en adultos sobre los 40 años. Dependiendo del tipo de glaucoma, se aplican distintos tratamientos.

Desprendimiento de retina

Es un problema grave que requiere atención médica dentro de 24 a 48 horas después de los primeros síntomas ya que puede llevar a la ceguera. Los síntomas son pueden ser visión de puntos negros, destellos luminosos, pérdida de agudeza visual y distorsión de imágenes. El tratamiento es siempre quirúrgico, ya sea inmediatamente o después de un corto período de tiempo.

Vista cansada

La presbicia, también conocida como “vista cansada” se desarrolla con la edad. Se corrige con lentes para ver de cerca o con anteojos bifocales o multifocales, estos últimos también llamados progresivos. Aparece después de los 40 años y avanza regularmente hasta más o menos los 65 años de edad, cuando el problema generalmente ya no aumenta más. En algunos casos puede ser operado con cirugía láser o implantes intraoculares

Miopía

Se presenta cuando los objetos lejanos son difíciles de distinguir. Se corrige con lentes que alargan la distancia focal o con cirugía refractiva y se puede dar desde temprana edad.

Hipermetropía

Cuando los objetos cercanos se ven borrosos. Se puede padecer desde la infancia. Se puede corregir con anteojos, lentes de contacto o cirugía refractiva.

Astigmatismo

Cuando la imagen de un objeto se ve confusa y distorsionada. Los lentes que corrigen este problema son los cilíndricos. También se puede corregir con cirugía refractiva. Este problema ocasiona dolor de ojos, cabeza y mucha fatiga visual.

Estrabismo

Cuando uno de los ojos se desvía. El problema se corrige mediante el uso anteojos especiales, con parches, ejercicios musculares y en algunos casos por medio de cirugía. La detección precoz es esencial para establecer el equilibrio muscular, es decir, recuperar el paralelismo de los ojos. El tratamiento quirúrgico está indicado en los casos severos o que no se corrigen con los tratamientos anteojos o ejercicios.

Conjuntivitis

Ocurre principalmente en los meses de primavera y verano. Es una inflamación de la conjuntiva causada por alérgenos (polen, pasto, polvo, etc.) y sus síntomas son picazón, lagrimeo, sensación de arenillas, enrojecimiento ocular y secreción. También existe la conjuntivitis infecciosa causada por bacterias, virus u otros agentes infecciosos.

Ojo Seco

Es uno de los padecimientos más frecuentes en mujeres mayores de 40 años. Algunos de los síntomas son irritación ocular, sensación de párpados pesados, ardor en los ojos, molestias al mirar la luz. El uso de antihistamínicos, antidepresivos, uso de lentes de contacto y algunas enfermedades reumáticas pueden ser la causa. Se trata con gotas o ungüentos lubricantes, tapones lagrimales, en algunos casos la cirugía puede ser útil.

 

 

 

 

correr sin lesionarse

Cómo iniciarse en el running sin lesionarse

Media maratón… carreras de 5k, 10k… y este fin de semana el colofón final con el maratón de 42 kilómetros. Valencia está llena de runners y carreras populares. ¿Y tú? ¿Estás pensando en empezar a correr?

Desde VALENCLINIC queremos ayudarte con esta serie de posts y consejos para aprender a correr y que lo hagas de una forma saludable y sin sufrir percances o lesiones. El running es una actividad física importante y muy adecuada para el tiempo de ocio ya que ayuda a evadirse del estrés a la vez que mejora nuestra condición física. Sin embargo, como en todos los deportes, se necesita una preparación mínima para empezar a correr desde cero y poder desarrollar una evolución sin lesiones.

Los dolores suelen aparecer de forma progresiva y suele deberse a artrosis, dolores en el tendón de Aquiles y en rodillas, sobrecargas en gemelos y sóleo, lumbares, etc. Como también explicamos anteriormente, las lesiones pueden evitarse y solucionarse.

Iniciarse en el running sin lesionarse 

Es importante comprobar la capacidad física antes de empezar, acudiendo a un especialista médico; de hecho en otros países europeos es obligatorio acudir al médico para poder participar en una carrera de media-larga distancia.

Es fundamental la elección de las zapatillas. Merece la pena apostar por la calidad y debemos tener en cuenta que hay que renovar el calzado cada cierto tiempo. La importancia de un buen calzado deriva en que amortigüe el impacto ocasionado. Elegir un buen calzado no significa elegir el más caro, si no aquel que se adecue a nuestras necesidades y condiciones.

Otro error muy frecuente es empezar a correr con sobrepeso. Debemos hacer un plan de entrenamiento para que nuestra evolución se produzca de manera progresiva, especialmente en los casos en que el objetivo es la pérdida de peso. Y es que el cuerpo tiene que coger forma, ya que no está preparado. Lo prudente al empezar a correr es ir alternando fracciones de tiempo de correr de 5, 10, 15 minutos dentro de una sesión de andar o caminata. Tal como van pasando las jornadas los periodos de correr van aumentando mientras que cada vez se anda menos.

La técnica de carrera, o mejor dicho, una mala técnica acaba generando lesiones, normalmente en el tendón de Aquiles, las rodillas, la cadera, la zona lumbar, etc. Es muy importante ser precavido y consultar con un profesional, ya que correr es un ejercicio que conlleva una continua repetición del mismo movimiento e impactos.

Combinar la carrera con un entrenamiento básico de fuerza. En otras palabras, debemos entrenar también nuestra condición física. En esta primera fase es más importante conseguir un buen tono muscular que correr. Con la mejora de la condición física haremos que la musculatura absorba parte del impacto que se produce con cada zancada. Por ejemplo, los cuádriceps y el vasto interno protegerán en cierta manera las rodillas,  un buen tono abdominal y lumbar protegerán nuestra espalda, minestras que un buen sóleo y gemelo protegerán nuestros tobillos.

En el running para principiantes hemos de cuidar, sin duda, la hidratación y la nutrición. Se deben reponer todo el líquido y sales minerales que se puedan haber perdido debido a la sudoración. La alimentación debe ser sana, evitando fritos y comidas grasas.  Si conseguimos entrenar adecuadamente, evitar las lesiones y llevamos una alimentación adecuada, el mismo entrenamiento nos llevará a conseguir nuestro peso ideal.

Recordamos, además, ciertas pautas para evitar lesiones que desde VALENCLINIC indicamos semanas atrás. Y es que las lesiones deportivas no sólo afectan a los atletas profesionales sino que también pueden ocurrirle cualquier persona que practique ejercicio.

recomendaciones tratar artrosis

¿Sufres problemas de artrosis y quieres solucionarlos?

¿Te duele la cadera o la espalda en tus actividades diarias? ¿Tienes inflamada o enrojecida la rodilla? ¿Notas deformidad en los dedos de manos y pies?

La artrosis es una enfermedad muy común que afecta a las articulaciones y, más concretamente, supone el deterioro del cartílago articular. El cartílago recubre los huesos y está diseñado para que éstos se articulen correctamente unos con otros.

Si el cartílago está dañado, la articulación pierde la capacidad de amortiguar el choque entre los huesos y produce dolor. Esto puede ocurrir en cualquier articulación del cuerpo humano y según dónde ocurra estaremos ante un tipo u otro de artrosis.

Para identificar correctamente la artrosis y darle tratamiento el profesional médico debe conocer los síntomas descritos en la consulta, las características de dolor que sufrimos, y saber si existen antecedentes de infección, fractura u otras enfermedades que puedan haber provocado un deterioro de las articulaciones.

En VALENCLINIC, nuestro responsable y experto en traumatología y cirugía ortopédica, el Dr. Enrique Gargallo, puede aplicar el tratamiento más adecuado para cualquier caso concreto dependiendo de la articulación afectada (el tipo de artrosis) y del grado en el que se encuentre.

Recomendaciones para tratar la artrosis

Es muy importante acudir al médico lo antes posible ya que es fundamental que el cartílago se conserve lo mejor posible puesto que es muy difícil recuperarlo a partir de cierto grado de pérdida. En general, en caso de problemas y para que los cartílagos aguanten el desgaste lo mejor posible, debemos:

- Mantener un peso adecuado

- Realizar actividad deportiva moderada acorde a las molestias que tengamos

- Dependiendo de la articulación afectada, emplear rodilleras u otras medidas protectoras

- Acudir a rehabilitación

- Usar plantillas técnicas que modifiquen de manera controlada la pisada (pronadora o supinadora)

- Se puede acudir a la cirugía para restaurar o sustituir la superficie dañada

- También existen medicamentos analgésicos, antiinflamatorios, protectores del cartílago, medicación con capacidad para renovarlos…

Sin embargo, lo más importante para tratar y prevenir la artrosis es acudir al médico ya que dependiendo de las circunstancias particulares de cada uno se deberá analizar el caso y poder aplicar el tratamiento más adecuado.

problemas verano

7 problemas de salud muy comunes en verano

A lo largo de los años y gracias a la experiencia médica adquirida, hemos podido constatar que las fechas del verano son propicias para problemas de salud muy comunes y que debemos ser conscientes de acudir a un médico en caso de padecerlos. Muchos de los más habituales son estos:

1 Deshidratación

La principal consecuencia de las altas temperaturas. Debemos aumentar el consumo de agua y distribuirlo a lo largo del día. En caso de calor extremo, podemos recurrir a bebidas isotónicas para evitar la pérdida de sales minerales asociada a la sudoración.

2 Picaduras

Las picaduras de insectos pueden llegar a causar infecciones graves como la anafilaxia, cuya incidencia es hasta tres veces mayor en los niños pequeños. Las picaduras de abejas y avispas son las más comunes. Hay que emplear repelentes a modo preventivo pero debemos contactar con el médico de familia ya que no todos los repelentes son aptos para los niños.

3 Intoxicaciones alimentarias

Es una de las consecuencias más peligrosas del verano. Las altas temperaturas afectan de forma directa a la salubridad de los alimentos frescos, favoreciendo la aparición de microorganismos que generan infecciones tales como diarreas y salmonelosis.

4 Enfermedades bucodentales

El calor constituye el espacio idóneo para las bacterias en nuestra boca. Además, en verano resulta frecuente descuidar los hábitos de higiene bucodental, lo que genera un aumento en la incidencia de gingivitis y caries, acompañando además a un incremento de pérdida de piezas dentales.

5 Problemas en los ojos

El exceso de exposición solar trae consigo un mayor riesgo de cataratas, ceguera temporal y conjuntivitis. Los síntomas más frecuentes son picores, ardor, visión borrosa o sensación de arenilla en el ojo. Puede derivar en problemas

6 Otitis

El dolor de oídos es otro de los típicos que puede acabar en otitis en un alto número de casos. El uso de tapones es fundamental a la hora de prevenir las infecciones y es fundamental secarse bien con una toalla tras la piscina o el mar para evitar la humedad en el oído.

7 Cistitis y hongos

Humedad, calor y aumento de la actividad física suponen una mezcla para la aparición de infecciones por hongos, que, presentes en entornos acuáticos, vestuarios y aseos públicos, multiplican la incidencia de este tipo de enfermedades.

Piel Verano

10 consejos para cuidar la piel este verano

¿Por qué debemos cuidar la piel en verano y cómo debemos hacerlo?

Una sencilla pregunta que, a priori, parece fácil de responder gracias a toda la información de la que disponemos y de los buenos hábitos que cada vez más realizamos pero que, ante la llegada del verano, no está de más volver a plantearla y responderla.

Con la llegada del verano y las vacaciones es momento de mostrar más la piel ya que las temperaturas son propicias para vestir ropa más ligera. Al estar más expuestos al sol, debemos conocer cómo proteger la piel para evitar males mayores. Veamos estos sencillos pero básicos consejos:

Utilizar protector solar

Sencillo y claro. Debemos utilizar a diario protección solar en todas las áreas que vayamos a exponer al sol. Hay que aplicar el producto por lo menos 15 minutos antes de la exposición y volvernos a poner cada 2 horas. No olvidar tampoco otras medidas de protección como las gafas de sol y productos protectores para el cabello.

2 Vestir ropa adecuada

Hay que evitar las prendas ceñidas y de tejidos que eviten la transpiración. Para no sudar en exceso y protegernos del sol lo mejor es vestir con piezas de ropa ligeras y holgadas que cubran la mayor parte del cuerpo. Y es que una sudoración excesiva puede dañar también la piel.

3 Cuidado con las horas para tomar el sol

Es importante evitar la luz del sol entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde, pues en ese horario los rayos son más fuertes. Si no puedes evitar la exposición, no olvides la protección solar, ni te olvides de cubrirte con sombrero y gafas de sol.

4 Hidratarse constantemente

Beber agua va a permitirnos mantener la hidratación que nuestra piel necesita para verse tersa. Porque aunque no tengamos sed, las altas temperaturas hacen que sudemos y debamos rehidratar el cuerpo. Se aconseja beber un mínimo de 2-3 litros de agua al día.

 5 Tomar más frutas y verduras

En relación a la idea anterior, las frutas y verduras tienen un alto contenido en agua y ayudan a hidratar. Además, su aporte vitamínico proporciona al cuerpo lo necesario para no verse afectado por el calor.

 6 Exfoliación corporal

Una buena rutina de exfoliación para eliminar las células muertas de la piel y permitir su regeneración siempre es importante pero en verano, además, este proceso activa la circulación y ayuda a prolongar el bronceado.

 7 Limpiarse la cara 2 veces al día

Además de la exfoliación corporal, debemos limpiarnos el rostro al menos 2 veces al día debido a que la mayor sudoración en verano provoca que los poros se obstruyan pudiendo causar brotes de granos.

 8 Emplear crema hidratante y mascarillas

Es importante también utilizar una crema hidratante a base de agua tanto en el rostro como en el cuerpo para mantener la hidratación en la piel sin que se genere una película de grasa por el calor. Además, las mascarillas caseras para el rostro son ideales para mantener una piel tersa y suave.

 9 Consumir con moderación alcohol y bebidas gaseosas

El consumo de bebidas alcohólicas contribuye a la deshidratación y, por ello, debemos compensar bebiendo los 2-3 litros de agua recomendados. Además, las bebidas gaseosas también favorecen la aparición de celulitis y deshidratación de la piel.

 10 Vigilar la piel

Por último, si observas durante este verano algún cambio en tu piel (color, textura, lunares o manchas anormales) no dudes en consultar con tú médico. Si la alteración de la piel, bien sea estética o médica, es detectada a tiempo hay más probabilidades de que los tratamientos funcionen adecuadamente.

fibromialgia

Día Internacional de la Fibromialgia. ¿De qué trata esta enfermedad?

Hoy jueves 12 de mayo celebramos el Día Internacional de la Fibromialgia, un trastorno que causa dolores musculares y fatiga. Desde VALENCLINIC queremos poner nuestro granito de arena e informar adecuadamente de esta enfermedad.

Las personas con fibromialgia tienen puntos hipersensibles en el cuerpo concentrado en áreas como el cuello, los hombros, la espalda, las caderas, los brazos y las piernas.

Las causas de esta enfermedad son desconocidas, aunque pueden estar relacionadas con acontecimientos estresantes o traumáticos, lesiones recurrentes, malestares, etc. Las investigaciones indican que su origen es neurológico, y que el dolor es resultado de desequilibrios neuroquímicos a nivel del sistema nervioso central.

Este trastorno afecta cada vez a más personas en edad adulta, sobre todo a mujeres. Además, posee tratamientos complicados y no hay medidas curativas definitivas, pero si que existen pautas que parecen mejorar la sintomatología. Como por ejemplo llevar un estilo de vida saludable; con hábitos de descanso, alimentación y ejercicio adecuado, se consigue controlar y disminuir los dolores.

El ejercicio es fundamental ya que combinar el entrenamiento en agua y en seco hace que aumente la calidad de vida de las personas que sufren fibromialgia. El agua caliente favorece especialmente a los pacientes porque la temperatura del agua ayuda a subir la temperatura corporal y elevar también el umbral de dolor, lo que les permite realizar más movimientos mejorando su bienestar general.

evitar lesiones deporte

10 pautas para evitar lesiones al practicar deporte

Con la llegada del buen tiempo y el verano a la vuelta de la esquina todos nos animamos un poco más a practicar deporte para vernos y, sobretodo, sentirnos mejor. Sin embargo, la práctica habitual o más intensa de deporte en estas fechas puede traernos algún contratiempo en forma de lesión.

Lesiones por sobrecarga, lesiones musculares, en los tendones, de ligamentos, en las articulaciones e incluso lesiones de huesos… Porque las lesiones deportivas no sólo afectan a los atletas profesionales sino que también pueden ocurrirle cualquier persona que practique ejercicio.

Desde VALENCLINIC queremos indicaros hoy ciertas pautas para evitar dichas lesiones:

1. Calentamiento
El calentamiento antes de comenzar a hacer ejercicio prepara al cuerpo, no sólo físicamente sino también mentalmente. el calentamiento dota de mayor flujo de sangre y oxígeno a los músculos, mayor flexibilidad y mayor relajación y concentración. En general, debe durar al menos 15 minutos.

2. Estiramiento
El estiramiento antes y después del ejercicio mejora la flexibilidad y evita lesiones.
El estiramiento beneficiará especialmente a los músculos de las pantorrillas, muslos (cuádriceps), muslos posteriores (isquiotibiales) y espalda.

3. Equipamiento adecuado
Si vamos a correr, debemos saber que las mejores zapatillas son las que se adaptan a la forma de nuestros pies. Si la actividad escogida implica algún tipo de riesgo de caída o golpe deberemos usar un equipo de protección correctamente ajustado.

4. Técnica correcta
No tiene sentido esforzarse en hacer ejercicio si se tiene una mala técnica, ya que es una forma casi infalible de terminar lesionado. Hay que procurar aprender las técnicas correctas al practicar deporte.

5 Conocer nuestros límites
Cuando hacemos ejercicio es importante que escuchemos a nuestro cuerpo y sepamos cuándo detenernos. Si no hemos hecho ejercicio en algún tiempo, deberemos comenzar lentamente y aumentar de forma gradual.

6 Enfriamiento
La recuperación es una parte esencial de todo entrenamiento y es importante para maximizar el rendimiento y reducir el riesgo de lesiones. Después de hacer ejercicio hay que procurar realizar entre 5 y 15 minutos de enfriamiento. Esto implica una actividad suave, como caminar y estirar los músculos que ha usado mientras hacía ejercicio

7 Hidratación
Debemos asegurarnos de reponer los líquidos que hemos perdido durante el ejercicio ya que esto es una parte esencial de la recuperación.

8 Nutrición
Además, debemos comer los alimentos adecuados después de una sesión de ejercicio, ya que nos ayudarán a recuperar energía y darnos proteínas para reconstruir cualquier tejido muscular dañado. Debemos ingerir los suficientes carbohidratos para no sentirnos fatigados y evitar lesiones.

9 Masajes
Los masajes regulares después del ejercicio contribuyen a la recuperación ya que aumentan el flujo de sangre y oxígeno en el cuerpo y también a la movilidad de los músculos.

10 Descanso
Es importante tomarnos días de descanso en nuestro programa de entrenamiento semanal para ayudar al cuerpo a recuperarse del ejercicio. Una buena opción es ejercitar distintas partes del cuerpo en días consecutivos.

lectura

Beneficios de la lectura para nuestra salud

Con motivo del Día del Libro celebrado este fin de semana, desde VALENCLINIC nos gustaría hacer hincapié en los beneficios que la lectura aporta a nuestra salud y que van más allá de enriquecer nuestro conocimiento. Y es que muchas veces encontramos diferentes excusas para no leer un libro: la falta de tiempo, la comodidad de la televisión, el alto ritmo de trabajo y cansancio…

Sin embargo, la lectura resulta muy beneficiosa ya que también nos ayuda a llevar una vida más saludable. Veamos, a continuación, las ventajas que nos ofrece la lectura:

1 Reduce el Estrés. Leer, sobre todo novelas de ficción, ayuda a reducir el nivel de estrés, que es el origen de muchas enfermedades neurológicas.

2 Previene la pérdida de memoria permitiendo así retrasar la aparición de enfermedades como el Alzheimer.

3 Ayuda a conciliar el sueño. Leer por la noche es una buena rutina de higiene de sueño. Solo 30 minutos son necesarios para que nuestro cuerpo y nuestra mente se relajen y podamos conciliar mejor el sueño.

4 Beneficio general en nuestra mente. Al leer, ejercitamos la memoria y la imaginación, mejoramos nuestra capacidad intelectual y obligamos a nuestro cerebro a pensar.

5 Además, mejoramos nuestra ortografía y vocabulario.

6 En los niños, la lectura también es muy beneficiosa para su mente. Promover el hábito de lectura desde edades tempranas influye no sólo en la capacidad lectora sino en el desarrollo integral del niño.

En definitiva, durante la lectura el cerebro se activa y procesa gran información, por lo que leer es una perfecta forma de ejercitar y mantener activa tu mente.

tos

¿Qué alimentos nos pueden ayudar a calmar la tos?

BLOG. Muchos nos preguntáis estas semanas por remedios para calmar esa tos tan frecuente en los meses de frío debida, sobre todo, a los procesos gripales. Os mostramos una lista de alimentos y líquidos que pueden influir positivamente sobre los síntomas de ciertas patologías respiratorias aliviando la tos seca e irritación de garganta y favoreciendo la expulsión de mocos.

Veamos, pues, alimentos y nutrientes que nos ayuden contra la tos:

-Verduras: La cebolla, el cebollino, la cebolleta, el puerro, el ajo, el repollo, la coliflor, el brécol, la berza, las coles de Bruselas o el nabo contienen compuestos azufrados que influyen positivamente sobre los síntomas de las enfermedades respiratorias gracias a su efecto mucolítico y de fluidificación del moco, favoreciendo su expulsión.

-Alimentos ricos en vitamina A: La yema de huevo y vegetales como la zanahoria, la calabaza, el melocotón, el albaricoque o las espinacas contienen esta vitamina A necesaria para el mantenimiento de la piel y las mucosas, como las que recubren las vías respiratorias.

-Cítricos: Frutas como las fresas, grosellas, cítricos, kiwi… y verduras como el pimiento, la col, nabo, rábano, brécol, patatas y perejil crudo ayudan al sistema inmunitario y a proteger las mucosas gracias a sus propiedades de efecto antioxidante y de formación de colágeno.

-Pescado azul: Es importante por su efecto antiinflamatorio que también se refleja sobre las mucosas de las vías respiratorias. Este tipo de ácidos grasos se pueden adquirir con un consumo regular de pescado azul y de nueces.

-Jengibre: Con un sabor característico y picante, destaca el gingerol que es el que le otorga las propiedades antisépticas. Una buena forma de tomarlo es en forma de infusión mezclado con miel y limón.

-Miel. Ejerce efecto suavizante sobre la mucosa de la faringe y alivia la irritación de garganta.

-Más agua: Se aconseja tomar un mínimo  de 1,5-2 litros en forma de agua, infusiones, licuados y caldos para ayudar a facilitar la fluidificación y expulsión del moco.

-Menos lácteos: Se recomienda moderar el consumo de lácteos durante el proceso gripal por su influencia en el aumento de la producción de moco.

consejos vista estudio

Consejos para cuidar la vista a la hora de estudiar

BLOG. La Dra. Catalina Navarro Palop, médico especialista y responsable en VALENCLINIC del área de Oftalmología nos ofrece 8 consejos para cuidar la vista, especialmente ahora en época de estudio y exámenes, con la intención de evitar futuros problemas y corregir malos hábitos, algunos de manera rápida y otros con mayor dificultad al haberse repetido durante muchos años.

1. Iluminación adecuada. A la hora de estudiar, los especialistas recomiendan utilizar dos luces. Una ambiental como puede ser la luz solar y otra enfocada al objetivo, -libro, apuntes- que puede ser un flexo. De noche, reemplazamos la luz solar por la iluminación principal de la habitación.

2. Guardar distancia y no forzar la vista. Ya sea un libro, una hoja, o la pantalla del ordenador hay que mantener una distancia prudente en cada caso. Y si no se llega a leer bien no hay que forzar la vista, lo idóneo es agrandar las letras, hacer zoom o acercarse un poco.

3. Evitar estudiar muchas horas seguidas. Conviene hacer descansos para despejar la cabeza y cuidar los ojos. Y también se puede mirar unos segundos en otra dirección, relajar la vista y continuar estudiando sin largas interrupciones.

4. Parpadear. Algo tan simple y que el cuerpo realiza de forma automática, a veces, cuando estamos muy concentrados, no lo hacemos, lo cual hace que los ojos se cansen mucho más rápido.

5. Dormir. Hay que evitar estudiar teniendo sueño. El cuerpo nos da mensajes sobre lo que necesita. Si manda cerrar los ojos, es porque nos dice que necesitamos dormir y hacerlos descansar.

6. Minimizar el tiempo frente a las pantallas. A veces no es necesario quedarse leyendo algo en el ordenador si lo tenemos en papel. Hay que tratar de disminuir el tiempo frente a las pantallas que irradian luz.

7. Bajar el brillo de las pantallas. Además, es recomendable poner el brillo de la pantalla del ordenador a menos de 15%. Lo mismo se puede hacer con el televisor y las pantallas de los dispositivos móviles.

8. Consultar con el oftalmólogo. El oftalmólogo puede diagnosticar si hay algún problema y solucionarlo. Y es que no hay que ir únicamente cuando tenemos un problema. Hacerse una revisión de los ojos es sencillo y saludable.