shutterstock_409492045 2

10 consejos para sobrevivir al verano durante el embarazo

El verano, con sus altas temperaturas, puede provocar molestias a las mujeres embarazadas como mayor sensación de cansancio, fatiga, pesadez e incluso mareos, hinchazones en las extremidades inferiores, y dificultad para conciliar o mantener el sueño. Especialmente, las mujeres embarazadas tienen en verano un mayor riesgo de sufrir un golpe de calor.

 Síntomas de un golpe de calor

 Si experimentamos un aumento de temperatura con la piel enrojecida, caliente y seca, notamos un pulso fuerte y acelerado o padecemos dolor de cabeza, mareos o nauseas debemos estar atentos. Y es que el calor tiene un efecto vasodilatador a nivel cardiovascular que puede producir descensos en los niveles de tensión arterial. Además, a nivel digestivo puede llegar a enlentecer las digestiones de las comidas y tener cierto efecto favorecedor del estreñimiento.

Consejos para sobrellevar el calor 

Para sobrellevar las olas de calor durante el embarazo, especialmente cuando se acerca la fecha del parto, debemos:

1. Beber mucho líquido, preferiblemente agua, aunque no tengamos sensación de sed. Además, no debemos abusar de bebidas azucaradas ni de cafeína, ya que pueden hacer perder más líquido.

2. Ingerir comidas ligeras que ayuden a reponer las pérdidas por el sudor, como ensaladas, frutas, verduras o zumos naturales.

3. Controlar el consumo de sal.

4. Utilizar ropa ligera y holgada, que permita la transpiración.

5. Usar unos zapatos cómodos que no compriman.

6. Protegerse del sol con cremas de protección, sombreros y gafas polarizadas.

7. En horas de mayor pico de calor, permanecer en lugares frescos, reducir la actividad, bajar las persianas, cerrar las ventanas y utilizar ventiladores.

8. Dormir en un ambiente cómodo y fresco.

9. Realizar un masaje de la zona distal a la proximal, es decir, de la zona de los tobillos hacia la ingle.

10. Descansar durante el día para reponer fuerzas. Una siesta siempre reconforta

 Si se tienen síntomas de un golpe de calor debemos acudir al médico rápidamente. Si tiene alguna pregunta acerca del embarazo en verano puede ponerse en contacto con nuestra responsable en Ginecología y Obstetricia, la Dra. Amparo Argudo Pechuán.

revision gine

Revisiones Gineocológicas.

En la actualidad algunas mujeres no acuden a sus revisiones periódicas con el ginecólogo porque no quieren pasar por una situación que creen incómoda.

Las revisiones ginecológicas son muy importantes para nuestra salud ya que pueden evitarnos o diagnosticar muy inicialmente muchas enfermedades e incluso salvarnos la vida. Una revisión a tiempo puede evitar que padezcamos algunas enfermedades como el cáncer y todos los sufrimientos que a ella la rodean. Así que deja a un lado tu vergüenza porque al fin y al cabo, el ginecólogo es un especialista médico más.

Muchas de vosotras os preguntaréis:

-¿Cuál es la edad de inicio de la primera revisión ginecológica? Normalmente las primeras revisiones ginecológicas se suelen realizar con el inicio de una vida sexual activa y a partir de ese momento continuar las revisiones durante toda la vida. No importa la edad que se tenga, ya que nunca se es demasiado joven para acudir al ginecólogo ni demasiado mayor.

-¿Cada cuánto tiempo es recomendable ir a la consulta del ginecólogo? Esto dependerá de cada mujer y de los factores de riesgo que presente su historial clínico y familiar. Al igual que acudimos al dentista anualmente, lo ideal es acudir al ginecólogo una vez al año por eso os recomendamos que si la sanidad pública no cubre este servicio y te puedes permitir acudir a la medicina privada, no lo dudes porque lo que está en juego es tu salud!

Si el examen ginecológico es correcto podrás olvidarte durante un año, y si se detecta cualquier cambio, se procede a un examen más exhaustivo pero con la seguridad de actuar a tiempo. Tú mejor que nadie sabes entender las señales de tu cuerpo, si observas algún cambio tanto en la cantidad o duración de la menstruación o en el fluyo vaginal, algún bulto o dolor en la mama, acude directamente a tu ginecólogo sin tener que esperar a tu próxima revisión.

Los ginecólogos somos consientes que no pasáis un momento agradable mientras os hacemos la exploración, pero recuerda que una revisión rutinaria no duele, solo dura un momento, te quedarás más tranquila y evitarás situaciones mucho peores.
En definitiva, hay que hacerse revisiones periódicas porque es la única manera de prevenir enfermedades como el cáncer. No es algo cómodo tanto físico como psicológicamente pero si es importante hacerlo, así que si aún no has ido no lo dudes y ánimo, porque la diferencia entre la salud y una larga y penosa enfermedad se encuentra únicamente en vencer un momento de pudor.

menopausia

Consejos ante la llegada de la menopausia

BLOG. La Menopausia (del griego men: mes, y pausis: pausa o cese) y el climaterio que le precede constituyen una etapa natural de transición en el ciclo vital de la mujer que supone algunos cambios a nivel tanto fisiológico como psicológico. El conocimiento y manejo de dichos cambios normales puede ayudar a adaptarse mejor a esta nueva fase.

Entre los síntomas psicológicos se pueden incluir: ansiedad, irritabilidad, trastornos del sueño, depresión y dificultad para concentrarse. Respecto a los cambios fisiológicos, la privación de estrógenos es la causa de: sofocos, cambios en la distribución de la grasa corporal (aumenta la acumulación en zona abdominal), sequedad vaginal, dispareunia o dolor en la penetración, disminución de la libido, aumento del riesgo de osteopenia y osteoporosis (insuficiente mineralización ósea) y, por último, mayor riesgo cardiovascular.

 Los 3 pilares del cuidado necesario en esta nueva etapa son los siguientes:

1. Tener unos hábitos de vida saludables, como mantener un peso corporal adecuado.

2. Realizar actividad física moderada de forma habitual (previene y mejora la osteoporosis y disminuye el riesgo cardiovascular)

3. Seguir una dieta equilibrada y adaptada a estos cambios, enfatizando algunos nutrientes y alimentos específicos.

ginecologia

Decálogo para una buena salud ginecológica

BLOG. Entre el 12 y el 20% de las mujeres padecerá alguna enfermedad de transmisión sexual a lo largo de su vida. Sin embargo, las mujeres españolas siguen sin tener conciencia de la importancia de la salud ginecológica, y no existe una conciencia generalizada sobre la conveniencia de realizarse revisiones.

El 84% de las mujeres de nuestro país sólo se somete a alguna revisión ginecológica, el 76% sólo se hace citologías y alrededor del 26% no se revisa habitualmente o nunca se ha sometido a una revisión.

La Dra. Amparo Argudo, licenciada en Medicina y Cirugía por la Facultad de Valencia que presta servicio y consulta en VALENCLINIC para revisiones ginecológicas, patologías mamarias, menopausia, seguimiento del embarazo, planificación familiar, consulta pre concepcional y vacunación del virus del papiloma humano aboga por una serie de consejos para una buena salud ginecológica:

1. Mantén una dieta equilibrada durante la infancia y adolescencia. El calcio se acumula en la juventud y se gasta en la menopausia

2. Haz ejercicio habitualmente

3. Evita el sobrepeso

4. Hazte revisiones ginecológicas periódicas cada año

5. Prevé las enfermedades de transmisión sexual

6. Infórmate de las opciones de prevención de las enfermedades ginecológicas

7. Infórmate de los métodos anticonceptivos y de cuál es el más adecuado para ti

8. Antes de planear un embarazo, acude a una revisión pre-concepcional y luego controla tu gestación adecuadamente

9. Evita hábitos y medicamentos inadecuados o que te provoquen dudas sobre la integridad fetal en el primer trimestre de la gestación. Consulta con tu ginecólogo

10. Asume la importancia de la lactancia materna y de sus beneficios para ti y para tu hijo

cancer de mama

Gen en las latinas que disminuye el cáncer de mama

El pasado domingo día 19 octubre, se celebró en muchas ciudades y pueblos de España el día internacional del Cáncer de mama con el lema “En Marcha Contra el Cáncer” Como algunos de vosotros sabréis el cáncer es una enfermedad que se transmite por la herencia genética, por eso no todas las mujeres tienen el mismo porcentaje de desarrollar la enfermedad.

Existen algunas variantes genéticas que hacen que disminuya el riesgo de tener esta enfermedad. Investigadores de la Universidad de San Francisco han descubierto que mujeres latinas que poseen un 20% de mutación en su ADN tienen menor riesgo de sufrir un tumor de mama, 40%, la mutación se debe al cromosoma 6. Esta investigación se ha realizado con mujeres latinas en EEUU, México y Colombia. Según ha afirmado uno de los participantes en esta investigación, Elad Ziv, “Hemos encontrado algo que es definitivamente relevante para la salud de las latinas” El estudio se realizó a 3.140 mujeres con tumores de mama y 8.184 que no la sufría, todas ella pertenecientes a EEUU, Colombia y México.

Esa alteración en el ADN lleva miles de años pasando de generación en generación y es originaria de las poblaciones indígenas americanas, según revela el estudio. Se puede concretar que las mujeres de raza blanca tienen un 13% de riesgo de sufrir esta enfermedad a lo largo de su vida, las mujeres de color un 11% y las latinas un 9%.

Según ha afirmado Miguel Urioste, jefe de la Unidad de Cáncer Familiar del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas en Madrid, se trata de un estudio “muy relevante y la reducción del riesgo que han encontrado es muy importante. A lo que añade “en el caso español sabemos que las mujeres también tienen un menor riesgo de sufrir tumores de mama que las estadounidenses, pero aún no conocemos si se debe a cuestiones genéticas o ambientales”.

Estudio completo