operacion miopia

Cuándo y por qué la operación de miopía es la mejor opción para nuestros ojos

Hoy en día, la operación de la miopia para acabar con las dioptrías es una técnica sencilla y segura que nos puede cambiar la vida de una manera mayor de lo que podríamos pensar. Y es que la miopía, (ver diferencias entre miopía y astigmatismo), es un error refractivo, lo que significa que el ojo no refracta la luz adecuadamente para ver las imágenes con claridad.

Cuando existe una miopía, los objetos cercanos se ven claramente, pero los distantes se ven borrosos. La miopía es una condición común entre la población mundial. Afortunadamente, una simple operación de vista para corregir la miopía nos permitirá, en la mayoría de los casos, acabar con la dependencia de las gafas para toda la vida.

 ¿A partir de que edad se recomienda operarse de miopía?

Si bien es cierto que no existe una edad exacta y cada caso particular es diferente, se pueden establecer unos criterios para tener en cuenta cuando someternos a una cirugía láser ocular. Por regla general, el mejor momento para operarse de la vista es cuando el ojo deja de crecer y las posibilidades de que la miopía no varíe se reduzcan. Si que es importante diferenciar entre hombres y mujeres, ya que los hombres terminan de crecer un poco después que las mujeres.

Por indicar referencias, la edad aproximada a la que la visión de una mujer estaría estabilizada sería los 21-22 años, mientras que un hombre sería unos 23-24 años. Sin embargo, para saber si una persona es apta para la operación debe hacerse pruebas con un oftalmólogo que será el que le indique cuándo y con qué técnica debe hacerlo.

Ventajas de la operación de miopía

1 Indolora. La operación es prácticamente indolora. Lo único que se pueden experimentar en las horas posteriores a la intervención son ligeras molestias que remiten con la medicación.

2 Sencilla, segura y rápida. La cirugía de miopía es una intervención sencilla que no requiere anestesia general y que dura poco más 30 minutos desde que comienzan los preparativos hasta que finaliza la intervención. El riesgo de complicaciones es, además, casi inexistente.

Sin hospitalización.  Este tipo de operación de ojos se realiza en régimen ambulatorio. No hay que pasar ni una noche en la clínica. Una vez termine la cirugía y con el visto bueno del oftalmólogo nos iremos a casa.

4 Mínima convalecencia. Lo más habitual es que el paciente vuelva a sus actividades al día siguiente de la operación. Los únicos cuidados serán utilizar un colirio, ponerse gafas de sol o no practicar deportes de contacto o con pelota que puedan golpearnos.

5 Nunca más gafas y las lentillas. Una vez concluida la operación laser en los ojos se habrá corregido el problema de visión y se recuperará una agudeza visual extraordinaria. Cuanto más alta sea la graduación del paciente mejores resultados experimentará. En algunos casos, si la graduación fuera excesivamente el oftalmólogo podría determinar el uso de lentes aunque esto sucede, hoy en día, en pocas ocasiones.

6 Mejora estética. Aunque hoy en día existen en el mercado infinidad de opciones a la hora de elegir un modelo de gafas, lo cierto es que en prácticamente todos los casos el poder prescindir de ellas conlleva una mejora nuestra estética.

Si está valorando realizarse una operación de miopía en Valencia no dude en contactar con nosotros. Nuestra responsable en el área de Oftalmología, la  Dra. Catalina Navarro Palop, maneja diferentes técnicas quirúrgicas como la microcirugía de la miopía o la tomografía óptica de coherencia. Además de ser experta en enfermedades como cataratas, glaucoma o degeneración macular relacionada con la edad. Contáctanos, sin compromiso AQUÍ

cataratas-glaucoma

Hablemos de… Cataratas y Glaucoma

Una catarata es una opacidad en el cristalino del ojo que dificulta la visión. Se trata de un envejecimiento ocular frente al que la cirugía es el mejor tratamiento. Existen factores, aparte de la edad, que pueden anticipar la aparición de cataratas. Un golpe, un corte, el calor intenso o una quemadura causada por agentes químicos son factores que puede lesionar el cristalino dando lugar a una catarata traumática.

Por su parte, el glaucoma es una enfermedad del ojo que disminuye el campo visual. Y lo hace sin advertencia previa, sin síntomas. En este caso, la pérdida de visión es causada por el daño que produce una presión intraocular excesiva sobre el nervio óptico. Tanto las cataratas como el glaucoma son parte del proceso natural del envejecimiento y es frecuente que las personas mayores de 60 años padezcan ambas enfermedades.

Y es que pese a que las cataratas y el glaucoma pueden producir la pérdida de visión, la principal diferencia entre ambas es que la pérdida debido a cataratas se puede revertir con la cirugía, mientras que la pérdida de visión debida al glaucoma es, hasta el momento, irreversible.

La cirugía puede restaurar la pérdida de la visión por una catarata

La cirugía de cataratas se plantea cuando la visión de una persona se ha reducido hasta el punto que interfiere con sus tareas diarias, bien sea por la disminución de cantidad o de calidad de la visión.

A diferencia de la pérdida de visión debido al glaucoma, la pérdida de visión debida a las cataratas, casi siempre puede ser recuperada. En la mayoría de los casos de cirugía de catarata, el cristalino opaco es extraído y reemplazado con una lente transparente, mediante el  implante de una lente intraocular. El proceso de eliminación de la catarata se denomina facoemulsificación.

¿La cirugía de cataratas puede afectar al glaucoma? ¿Se pueden realizar ambas cirugías?

Cuando la catarata avanza y se desarrolla hace que el cristalino aumente su espesor. Esto puede provocar una disminución del espacio en la cámara anterior del ojo, modificar la presión intraocular y de ahí originarse un glaucoma.

Con la extracción del cristalino en la operación de cataratas se habilita un nuevo espacio que, en gran parte de los casos (aproximadamente el 60%) permite que se normalice la presión intraocular, haciendo que, en dichos casos, no sea necesario llegar a operar de glaucoma.

Por ello,  en los pacientes que sufren cataratas y glaucoma, por lo general primero se recomienda la operación de cataratas para, a continuación, estudiar de nuevo el progreso de la presión ocular. Si esta se reduce, se evita al paciente tenerse que someter a la operación de glaucoma, la cual es más compleja que la de cataratas.

Por otro lado, ¿quién sufre glaucoma, tiene más riesgo de desarrollar cataratas?

Las personas con glaucoma no tienen, en general, un mayor riesgo de desarrollar cataratas. Como hemos comentado, ambas enfermedades son frecuentes con la edad, por lo que los pacientes que sufren una enfermedad también pueden padecer la otra.

Sin embargo, sí existen excepciones, como aquellos que padecen glaucoma debido a causas secundarias, como la inflamación del ojo, trauma ocular o esteroides. También corren mayor riesgo aquellos que han padecido enfermedades como rubéola congénita, que puede causar glaucoma, cataratas, y a veces ambos..

Si estás preocupado por alguna pérdida de visión, molestias oculares o te estás planteando una operación, puedes contactar con nuestra especialista en Cirugía Oftalmologica de VALENCLINIC, la Dra. Catalina Navarro Palop, que es experta en el tratamiento de Cataratas, Glaucoma, Retinopatía Diabética o Degeneración Macular relacionada con la edad (AMD).

enfermedades-ojos

Enfermedades de los ojos más frecuentes y relacionadas con la edad

A partir de los 40 años, lo más probable es que la visión cambie. Muchos de nosotros necesitamos lentes para ver de cerca o tenemos más problemas con el resplandor del sol o a la hora de distinguir colores. Estos cambios son una parte normal de envejecer.  Sin embargo, a más edad, mayores riesgos de desarrollar enfermedades y patologías de los ojos.

Todos debemos visitar un oculista para hacernos un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas. Y es que muchas enfermedades de los ojos no tienen signos de aviso temprano o síntomas. Por ello, un examen de los ojos con dilatación de las pupilas puede detectar enfermedades  en sus etapas tempranas antes de que ocurra una pérdida de la visión.

Enfermedades de los ojos relacionadas con la edad:

 

La degeneración macular

La degeneración macular relacionada con la edad es una enfermedad asociada con el envejecimiento que gradualmente destruye la visión central clara. La visión central es necesaria para ver objetos claramente y para hacer las tareas diarias como leer o conducir. Se da en personas mayores que a lo largo de su vida han estado expuestas a la exposición prolongada de los rayos UV y consiste en el deterioro de parte de la retina.

Cataratas

La catarata es una niebla en la lente del ojo. La visión con catarata puede ser borrosa, los colores pueden parecer desteñidos y se puede notar sensibilidad al resplandor. La catarata es propia de la tercera edad, aunque excepcionalmente también afecta a jóvenes. Las cataratas se producen cuando el cristalino con el paso de los años, se torna opaco y va perdiendo su transparencia ocasionando vista borrosa e incluso pérdida de la visión. Requiere cirugía cuando la visión no es lo suficientemente buena como para que el paciente pueda realizar sus actividades normales.

La enfermedad diabética del ojo

Es una complicación de la diabetes y una de las principales causas de ceguera. La forma más común es la retinopatía diabética que ocurre cuando la diabetes daña los pequeños vasos sanguíneos dentro de la retina. Las personas que sufren colesterol elevado y las mujeres embarazadas que sufren de diabetes también son pacientes de más alto riesgo. Se puede tratar con láser, con inyecciones de algunos fármacos dentro del ojo y en algunos casos con cirugía.

El glaucoma

Es una de las principales causas de ceguera a nivel mundial junto con la retinopatía diabética, especialmente en los adultos. Y es que el glaucoma es un grupo de enfermedades que pueden dañar el nervio óptico del ojo y resultar en pérdida de la visión y ceguera. Usualmente es asociado con la presión alta en el ojo y afecta la visión de lado o periférica. Se da principalmente en adultos sobre los 40 años. Dependiendo del tipo de glaucoma, se aplican distintos tratamientos.

Desprendimiento de retina

Es un problema grave que requiere atención médica dentro de 24 a 48 horas después de los primeros síntomas ya que puede llevar a la ceguera. Los síntomas son pueden ser visión de puntos negros, destellos luminosos, pérdida de agudeza visual y distorsión de imágenes. El tratamiento es siempre quirúrgico, ya sea inmediatamente o después de un corto período de tiempo.

Vista cansada

La presbicia, también conocida como “vista cansada” se desarrolla con la edad. Se corrige con lentes para ver de cerca o con anteojos bifocales o multifocales, estos últimos también llamados progresivos. Aparece después de los 40 años y avanza regularmente hasta más o menos los 65 años de edad, cuando el problema generalmente ya no aumenta más. En algunos casos puede ser operado con cirugía láser o implantes intraoculares

Miopía

Se presenta cuando los objetos lejanos son difíciles de distinguir. Se corrige con lentes que alargan la distancia focal o con cirugía refractiva y se puede dar desde temprana edad.

Hipermetropía

Cuando los objetos cercanos se ven borrosos. Se puede padecer desde la infancia. Se puede corregir con anteojos, lentes de contacto o cirugía refractiva.

Astigmatismo

Cuando la imagen de un objeto se ve confusa y distorsionada. Los lentes que corrigen este problema son los cilíndricos. También se puede corregir con cirugía refractiva. Este problema ocasiona dolor de ojos, cabeza y mucha fatiga visual.

Estrabismo

Cuando uno de los ojos se desvía. El problema se corrige mediante el uso anteojos especiales, con parches, ejercicios musculares y en algunos casos por medio de cirugía. La detección precoz es esencial para establecer el equilibrio muscular, es decir, recuperar el paralelismo de los ojos. El tratamiento quirúrgico está indicado en los casos severos o que no se corrigen con los tratamientos anteojos o ejercicios.

Conjuntivitis

Ocurre principalmente en los meses de primavera y verano. Es una inflamación de la conjuntiva causada por alérgenos (polen, pasto, polvo, etc.) y sus síntomas son picazón, lagrimeo, sensación de arenillas, enrojecimiento ocular y secreción. También existe la conjuntivitis infecciosa causada por bacterias, virus u otros agentes infecciosos.

Ojo Seco

Es uno de los padecimientos más frecuentes en mujeres mayores de 40 años. Algunos de los síntomas son irritación ocular, sensación de párpados pesados, ardor en los ojos, molestias al mirar la luz. El uso de antihistamínicos, antidepresivos, uso de lentes de contacto y algunas enfermedades reumáticas pueden ser la causa. Se trata con gotas o ungüentos lubricantes, tapones lagrimales, en algunos casos la cirugía puede ser útil.

 

 

 

 

Doctoralia Awards 2016

La Dra. Navarro de VALENCLINIC alcanza el Certificado de Excelencia Doctoralia 2016 con una valoración de 5 estrellas

Nuestra especialista en Cirugía Oftalmológica, la Dra. Catalina Navarro Palop, ha obtenido el Certificado de Excelencia Doctoralia 2016 como reconocimiento a su labor con los pacientes. Durante todo este año 2016 los pacientes han sabido agradecer su atención y profesionalidad a través de las nuevas tecnologías permitiéndole conseguir una excelente valoración de 5 estrellas en Doctoralia, portal médico de referencia en España.

La Dra. Navarro, máxima responsable en VALENCLINIC en Cirugía Oftalmológica, es licenciada en Medicina en 1996 por la Universidad de Valencia y Especialista en Oftalmología en el Hospital General Universitario de Valencia. Experta en el tratamiento de enfermedades como Cataratas, Glaucoma, Retinopatía Diabética o Degeneración Macular relacionada con la edad (AMD). Maneja diferentes técnicas médico-quirúrgicas como, Facoemulsificación de catarata con o sin colocación de lente intraocular, Fotocoaglación con láser en retinopatía diabética, Microcirugía de la miopía o Tomografía Óptica de Coherencia (OCT).

En la actualidad, las plataformas médicas se han convertido en un elemento clave en la comunicación con los pacientes. Las miles de opiniones y recomendaciones por Internet ayudan a reconocer el buen hacer de los profesionales de la salud en España.

Alcanzar una valoración de 5 estrellas como la Dra. Navarro pone de manifiesto la gran implicación diaria, además de su propia consulta en la Agrupación Médica VALENCLINIC, en responder a todas aquellas dudas de la gente en Internet referentes a su especialidad. Al final todas las interacciones médico-paciente permiten que muchas personas puedan tener información médica profesional de primera mano y pueda ayudarles a llegar al mejor profesional que necesiten.

consejos vista estudio

Consejos para cuidar la vista a la hora de estudiar

BLOG. La Dra. Catalina Navarro Palop, médico especialista y responsable en VALENCLINIC del área de Oftalmología nos ofrece 8 consejos para cuidar la vista, especialmente ahora en época de estudio y exámenes, con la intención de evitar futuros problemas y corregir malos hábitos, algunos de manera rápida y otros con mayor dificultad al haberse repetido durante muchos años.

1. Iluminación adecuada. A la hora de estudiar, los especialistas recomiendan utilizar dos luces. Una ambiental como puede ser la luz solar y otra enfocada al objetivo, -libro, apuntes- que puede ser un flexo. De noche, reemplazamos la luz solar por la iluminación principal de la habitación.

2. Guardar distancia y no forzar la vista. Ya sea un libro, una hoja, o la pantalla del ordenador hay que mantener una distancia prudente en cada caso. Y si no se llega a leer bien no hay que forzar la vista, lo idóneo es agrandar las letras, hacer zoom o acercarse un poco.

3. Evitar estudiar muchas horas seguidas. Conviene hacer descansos para despejar la cabeza y cuidar los ojos. Y también se puede mirar unos segundos en otra dirección, relajar la vista y continuar estudiando sin largas interrupciones.

4. Parpadear. Algo tan simple y que el cuerpo realiza de forma automática, a veces, cuando estamos muy concentrados, no lo hacemos, lo cual hace que los ojos se cansen mucho más rápido.

5. Dormir. Hay que evitar estudiar teniendo sueño. El cuerpo nos da mensajes sobre lo que necesita. Si manda cerrar los ojos, es porque nos dice que necesitamos dormir y hacerlos descansar.

6. Minimizar el tiempo frente a las pantallas. A veces no es necesario quedarse leyendo algo en el ordenador si lo tenemos en papel. Hay que tratar de disminuir el tiempo frente a las pantallas que irradian luz.

7. Bajar el brillo de las pantallas. Además, es recomendable poner el brillo de la pantalla del ordenador a menos de 15%. Lo mismo se puede hacer con el televisor y las pantallas de los dispositivos móviles.

8. Consultar con el oftalmólogo. El oftalmólogo puede diagnosticar si hay algún problema y solucionarlo. Y es que no hay que ir únicamente cuando tenemos un problema. Hacerse una revisión de los ojos es sencillo y saludable.

el-orzuelo-tipos-y-tratamiento

El orzuelo: tipos y tratamiento

El orzuelo es un proceso inflamatorio producido en general por una bacteria denominada estafilococo que comienza alrededor de una pestaña. La infección es provocada en una o más de las glándulas que se encuentran en el borde del párpado o debajo de éste. Es bastante frecuente, sobre todo en los niños, los cuales suelen tocarse la cara con las manos sucias por lo que tienen una mayor predisposición a sufrirlos.

Encontramos dos tipos de orzuelo:

1. Externo: cuando el orificio de drenaje del mismo da hacia afuera del párpado, suele desarrollarse en las glándulas de Zeiss o de Moll.

2. Interno: si el orificio se produce hacia adentro del ojo; se produce en la glándula de Meibomio.

En ambas clases se produce dolor localizado y edema palpebral.

El tratamiento del orzuelo consiste en:

1. Limpieza del borde del párpado.

2. Aplicación de calor seco en la zona para lograr su apertura de forma rápida y, de este modo, acortar el proceso. Nunca, en ninguna situación, se debe apretar.

3. A veces es necesario el tratamiento con algún antibiótico local. El especialista recomendará alguna pomada que lo contenga.

No olvides nunca una adecuada higiene del borde de los párpados, es el método más eficaz para prevenirlo.

diferencia-entre-miopía-hipermetropía-astigmatismo-y-presbicia

Diferencia entre miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia

Seguramente hayas oído hablar de estos términos en muchas ocasiones, pero a continuación te contamos un poco más sobre los habituales problemas en los ojos:

Miopía:

Este es el problema visual más común de todos, estudios demuestran que alrededor de un 26% de la población tiene miopía.  El principal síntoma es la visión borrosa para objetos lejanos. Es una alteración que se da en aquellas personas que tienen globos oculares de gran diámetro. Su causa no se conoce con exactitud pero los factores genéticos tienen una gran influencia. Se desarrolla a menudo en niños o adolescentes que están creciendo, progresa durante los años de crecimiento y tiende a estabilizarse hacia los 20 años.

Hipermetropía:

La principal característica es la visión borrosa para objetos cercanos. La hipermetropía viene propiciada por un tamaño reducido del ojo o una córnea demasiado plana. Si la hipermetropía no es muy elevada, en la infancia puede ser compensada con los músculos oculares y de esta manera, se puede ver aceptablemente de cerca. Sin embargo, esta capacidad se pierde con los años y se desenfocan los objetos de cerca. Es decir, esta anomalía no aumenta necesariamente con la edad, lo que pasa es que se hace más manifiesta.

Astigmatismo:

Su primera señal es la visión borrosa de imágenes verticales, horizontales o diagonales. Ocurre cuando la parte de encima de la córnea no es perfectamente redonda, lo que hace que llegue la imagen desenfocada a la retina. El astigmatismo no suele venir sólo, casi siempre acompañado de miopía o hipermetropía.

La presbicia o vista cansada:

Aparece con el paso de la edad, ya que el cristalino se vuelve menos flexible, más rígido y los músculos que lo controlan se ablandan, provocando una pérdida de su capacidad de acomodación. La mayoría de las personas tienen entre 40 y 50 años cuando se dan cuenta que están perdiendo su habilidad para ver objetos que están cerca de sus ojos.

En Valenclinic te aconsejamos que ante el primer síntoma acudas al oftalmólogo. Nuestra especialista valorará a fondo tu caso y dará con la mejor solución.