legs-434918_1920 2

Hongos en los pies, qué son y cómo tratarlos

El verano es, para muchos, el mejor período del año. Sin embargo, el calor propio de esta época supone también un tiempo delicado para los pies. La combinación de ambiente cálido, el distinto tipo de calzado que usamos y los frecuentes chapuzones en piscina y mar hacen que nuestros pies sufran. Además, la ausencia de calcetines o medias que protegen los pies también pasa factura.

Hoy vamos a hablar de hongos: Los hongos pueden producirse en cualquier parte del cuerpo siendo una de las zonas más habituales los pies. Y es que los pies, como cualquier otra parte del cuerpo, necesitan un cuidado especial para mantenerlos saludables y evitar la aparición de problemas.

Podemos diferenciar varios tipos de hongos, destacando el denominado “pie de atleta” y la “onicomicosis” (hongos en las uñas). Los dos son producidos por parásitos denominados “dermatofitos” que suelen encontrarse en lugares públicos con alta humedad o calor como las piscinas o duchas públicas.

¿Cómo saber si tengo hongos en los pies?

El hongo “pie de atleta” lo identificamos por la aparición de hongos entre los dedos de los pies o la planta. Los síntomas son los siguientes:

- Picor, escozor o ardor entre los dedos de los pies o en la planta.

- Inflamación de la piel y rojez.

- Piel seca o agrietada con descamación e incluso sangrado.

- En casos más graves hay ampollas que pueden supurar.

- Olor fuerte y desagradable.

 Por su parte, la “onicomicosis”, la aparición de hongos en las uñas es la enfermedad más común pero también la más difícil de curar. Advierte si notas estos síntomas:

- Las uñas cambian de color hacia un tono más amarillo que irá oscureciéndose hasta convertirse en negro si no se tratan y eliminan.

- Las uñas muestran una apariencia carcomida, picada y desgastada.

Factores que aumentan la posibilidad de tener hongos

 Hay personas que tienen más probabilidades de desarrollar hongos en los pies como son:

- Aquellos que llevan calzado que les cubre totalmente el pie.

- Aquellos cuya piel produce menos ácido graso.

- Aquellos que llevan el mismo par de calcetines o calzado durante muchos días.

- Aquellas personas que sufren algún tipo de inmunodeficiencia.

- Aquellas personas con mala circulación de la sangre.

- Aquellos que sudan en exceso.

- Aquellos que están más expuestos a las esporas bien sea en el hogar o fuera de ella.

Si notas cualquier síntoma, no dudes en acudir al médico para iniciar un tratamiento de cura. Y es que si los hongos no se tratan y eliminan adecuadamente, pueden agravarse, derivar en más hongos e incluso extenderse a otras partes del cuerpo.

Volta-a-Peu-2

¿Estás preparado para la Volta a Peu?

BLOG. El próximo domingo 17 de mayo se celebra en Valencia la carrera más popular de todas, la Volta a Peu. Una prueba que cada año congrega a miles de participantes con ganas de hacer ejercicio en una jornada de gran ambiente festivo y familiar. Este año, las calles se llenarán con más de 15.000 corredores que tomarán la salida desde el Paseo de la Alameda a partir de las 10 horas. Todo está ya listo para la 33ª edición de la Volta a Peu pero, ¿están tus pies correctamente preparados para la carrera?

Sara Albert Reig, responsable de la especialidad de Podología en VALENCLINIC y que también va a participar en la 33ª Volta a Peu, recomienda a los corredores de pruebas deportivas que se realicen previamente un estudio del pie y de la pisada para conocer en qué condiciones trabajan sus extremidades, para prevenir lesiones y poder elegir correctamente el calzado y plantillas.

Para Sara Albert, especialista en estudios biomecánicos de la marcha y pisada, diseño de plantillas y enfocada hoy en día en el ámbito del running, “es muy importante hacerse un Estudio Biomecánico, ya que éste permite al deportista conocer su tipo de pisada (pronador, supinador o neutro) y permite crear plantillas a medida en caso necesario para evitar lesiones de rodilla, de cadera, de tobillos, fascitis, dolores de espalda y sobrecargas”.

Nadie prona o supina igual con un pie que con otro. Esto significa que nadie inclina hacia dentro o hacia afuera al pisar un pie igual que el otro. Sin embargo, las marcas de zapatillas ofrecen modelos para pronadores o supinadores que tratan a los dos pies por igual. Por ello, las plantillas pueden llegar a ser el complemento ideal a las zapatillas, siempre de pisada neutra. Las principales diferencias entre plantillas estriba en los materiales que se utilizan para fabricarlas.

También es importante revisar el calzado, su suela (en asfalto o materiales sintéticos los surcos pueden ser menos profundos) e incluso los calcetines que se van a emplear. Las zapatillas no deben ser ni demasiado flojas ni muy apretadas, para que los dedos puedan moverse libremente y no tocar la puntera y se deben comprar siempre centrándose en el pie más grande. Además, hay que renovar periódicamente el calzado cuando éste pierde amortiguación, el dibujo de la suela está desgastado o las costuras empiezan a romperse y la cámara de aire se vuelve plana.

La especialidad de Podología de VALENCLINIC estudia, diagnostica y trata las enfermedades y alteraciones que afectan a los pies y tobillos. También engloba la promoción de la salud integral, la prevención de afecciones y deformidades del pie tanto en el ámbito personal como profesional y ofrece la mejor de las respuestas mediante técnicas y tratamientos adecuados a problemas comunes como pies planos, callos, trastornos ortopédicos o exceso de sudoración.

¡Acércate a VALENCLINIC para realizarte un Estudio del Pie y confeccionarte, en caso de necesitarlas, unas plantillas a medida según tu forma del pie y disfruta de las carreras sin poner en riesgo tu salud!

pies bonitos

Preguntas frecuentes a los podólogos: Papiloma, hidratación y la Ortesis de silicona.

Algunas de las preocupaciones más frecuentes de los pacientes que acuden a nuestras consultas podológicas suelen ser; en qué consisten los Papilomas y la Ortesis de silicona y qué deben hacer para tener una mejor hidratación en los pies.

  • El Papiloma

El Papiloma, son verrugas plantares que salen a consecuencia de una infección vírica, muchas veces se confunde con un callo o una dureza, pero este tipo de lesión debe ser diagnosticado y tratado por especialistas médicos. Algunos de los consejos que os damos para prevenir el Papiloma, es la utilización de chanclas en suelos duros en aquellos sitios donde suelen tener bastante afluencia de gente, como duchas públicas, piscinas, etc. También se puede evitar/prevenir la transmisión de estas zonas desinfectándolas con

lejía.

papiloma

 

  • Hidratación-nutrición de pies y piernas

A la respuesta de las preguntas: ¿Siempre tengo el pie muy reseco aunque me eche crema? ¿Noto sensación de quemazón en la planta cuando camino? ¿A qué se debe esto?

Una piel correctamente hidratada tiene su pH conveniente y ayuda a conservar la flora bacteriana típica, protegiéndonos así de agresiones externas físicas (frío, calor, cambios bruscos de temperatura, rozaduras y presiones,…) de posibles infecciones de bacterias, virus, hongos. Cuando la piel esta hidratada es más elástica, flexible y resistente a las presiones, fricciones y tracciones por lo que podemos deducir que nos ayudará a adaptarnos mejor al calzado y soportar con facilidad los impactos y traspaso de presiones durante la de ambulación.

Con la hidratación de estas zonas, las durezas, callos y grietas son menos dolorosas e incluso pueden llegar a reducirse si aplicamos crema hidratante diariamente. Pero no sirve la crema convencional en la planta del pie, por lo que es recomendable las cremas hidratantes y/o nutritivas pédicas, ya que la acción hidratante será más potente y actuará sobre la zona deseada en mayor magnitud.

  • La Ortesis de silicona

La silicona por tener unas características tan elásticas, se suele utilizar en muchos de los tratamientos podológicos.

Los podólogos de Valenclinic la suelen utilizar muy a menudo en la protección de los dedos ya que es personalizada para cada persona, porque se ajusta y se adapta a los dedos, entre algunos de ellos podemos encontrar la alineación de los dedos en garra o para el buen apoyo en la zona donde se encuentran los juanetes.

Ya sabe que ante cualquier duda  puede contactar con nuestros podólogos e informarse.

Ortesis de silicona

Dolor-tobillo_TINIMA20130430_0014_5

La Bursitis Calcánea: tipos, causas y tratamiento

La Bursitis Calcánea es una enfermedad inflamatoria que afecta a las bolsas serosas que se encuentran en la parte posterior del talón, entre éste y el tendón de Aquiles. Estas bolsas tienen la función de facilitar el deslizamiento entre los tendones y las estructuras óseas reduciendo el sufrimiento al friccionar ambas estructuras.

Existen diversos tipos de bursitis:

-Bursitis química: si son causadas por sustancias inflamatorias o degenerativas.
-Bursitis traumática: si se producen después de un trauma que hace que llene la bolsa de sangre.
-Bursitis física: si son causadas por microtraumatismos, estrés mecánico, o bien por fricción excesiva con las estructuras que lo rodean.
-Bursitis sépticas: si son causadas por bacterias como es el estafilocoo.

Las causas principales que provocan esta enfermedad son los traumatismos, sobrecarga del tendón de Aquiles, por el empleo de un mal calzado o por enfermedades reumáticas.

Esta enfermedad se puede diagnosticar mediante una ecografía donde se ve el tejido blando, y el tratamiento consiste en eliminar la causa que ha provocado la bursitis, reducir la inflamación y realizar una serie de ejercicios de estiramiento mediante fisioterapia.

como

¿Qué es la fascitis plantar?

La fascitis plantar es un tejido de unión fibroso, también conocido como el ligamento arqueado, que se origina en el calcáneo y se inserta en todas las falanges próximas.

La fascitis plantar es la condición más común de dolor en el talón. Esto sucede cuando el ligamento fibroso de la fascia plantar,  que se encuentra a lo largo de la parte inferior del pie, provoca desgarros en los tejidos, y esto produce dolor e inflamación.

El dolor suele situarse cerca de donde la fascia se une al hueso del talón aunque puede empezar a desarrollarse en la parte interna del tobillo. Este dolor se nota sobre todo por la mañana, al poner el pie en el suelo, que evoluciona a una sensación de quemazón.

La fascitis plantar puede ocurrir por varias razones, entre las causas más comunes destacan la sobrecarga de actividad física o ejercicio, un apoyo incorrecto del pie, la artritis o la diabetes.

El tratamiento se debe efectuar lo antes posible para que no se vuelva crónico. El tratamiento consiste en acabar con la inflamación mediante la fisioterapia. Además se deben tomar medidas para prevenir la aparición de esta enfermedad, y evitar que regrese. Como por ejemplo mantener un peso saludable y emplear un calzado adecuado, entre otras cosas.

que-es-la-gota

¿Qué es la gota?

La gota es una enfermedad producida por la acumulación de cristales de ácido úrico en las articulaciones que provocan artritis. En algunas ocasiones estos cristales también forman bultos (tofos) debajo de la piel que se pueden palpar o piedras renales.

El ácido úrico surge por la descomposición de unas sustancias llamadas purinas. Éstas se encuentran en muchos tejidos del cuerpo pero además las contienen muchos alimentos, tales como las lentejas, las sardinas, el hígado, etc.

Habitualmente el ácido úrico se disuelve en la sangre, pasa por los riñones y sale del organismo través de la orina. No obstante puede acumularse en la sangre cuando el organismo aumenta la producción de ácido úrico, cuando los riñones no eliminan suficiente cantidad o cuando se consumen muchos alimentos ricos en purinas.

Si la concentración de ácido úrico en la sangre es alta, se conoce como hiperuricemia. Sin embargo, a la gran mayoría de personas con hiperuricemia no les da gota. Esta enfermedad es más probable en:

  • Hombres
  • Personas con sobrepeso y que beben mucho alcohol.
  • Gente con familiares que también padecen esta enfermedad.

La gota afecta principalmente a la primera metatarso-falángica del pie (la base del dedo gordo). Durante este proceso la piel de alrededor se enrojece, llegando a causar dolor y rigidez en la articulación. Además de esta zona también pueden verse afectados los tobillos, el arco del pie, los talones, las rodillas, las muñecas, los dedos de las manos y los codos.