cuidar piel sol

Consejos para cuidar tu piel del sol

BLOG. Todos estamos de acuerdo que la piel bronceada por el sol resulta más favorecedora e incluso parece más saludable. De hecho, la acción del sol sobre nuestra piel produce efectos beneficiosos como la ayuda a la síntesis de la vitamina D, fundamental para el buen desarrollo de nuestro sistema óseo, la ayuda de manera moderada a aquellas pieles que padecen de acné, atópicas y las que sufren de psoriasis, e incluso es un antidepresivo, ya que la luz favorece el buen estado de ánimo.

Sin embargo, no debemos olvidar que el ponerse moreno no deja de ser una reacción natural de la piel para defenderse de un agente externo y  agresivo como es el sol. Y esta reacción a la exposición solar siempre va a provocar envejecimiento, por lo que hay que cuidar la piel del sol en todas las épocas del año.

Pieles sensibles al sol 

Además, a la hora de tomar el sol debemos tener en cuenta que no todos tenemos el mismo tipo de piel, pudiendo distinguir hasta 6 tipos distintos según la sensibilidad al sol de la piel. Así, podemos distinguir entre Fototipo 1: perteneciente a personas de piel muy pálida, generalmente personas de cabello pelirrojo y/o con una piel que casi siempre se quema; Fototipo 2: personas de piel blanca, sensible y delicada, de forma general personas de cabello rubio o claro. Al igual que en las personas de fototipo 1, este tipo de piel apenas se broncea y sufre reacciones fotoalérgicas al exponerse al sol de forma prolongada. Por su parte, el Fototipo 3 es el fototipo de piel más común entre los españoles y corresponde a personas de cabello castaño y pieles intermedias. Al exponerse al sol se enrojecen primero y posteriormente se broncean.

A continuación, diferenciamos el Fototipo 4: pertenece a personas de cabello moreno o negro cuya piel es oscura y se broncea con rapidez. El Fototipo 5 engloba a personas cuya piel es aún más morena que la del fototipo 4 y, por último, el Fototipo 6 corresponde a personas de piel muy oscura, tradicionalmente, denominada piel negra.

7 Consejos para cuidar tu piel del sol en primavera

Estas fechas son traicioneras, ya que nos confiamos al no hacer excesivo calor y no solemos tomar las medidas más adecuadas. Por ello debemos hacer especial enfasis en:

- En primer lugar, hay que advertir sobre las alergias solares. Hay que reducir al máximo o evitar tomar el sol si se padece este tipo de enfermedad. Para proteger la piel de este tipo de población existen cremas solares específicas y siempre con un factor muy alto.

- Evitar la exposición solar en las horas centrales del día. Los rayos solares son más fuertes y perjudiciales entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde.

- Uso del fotoprotector adecuado. Hay que utilizar un factor SPF mayor en las primeras exposiciones al sol sobre todo cuando hemos estados los meses anteriores sin apenas broncearnos. Además, hay que adecuar el producto al tipo de piel de cada persona

- En los niños hay que evitar la exposición prolongada, sobre todo, entre las 12:00 y las 16:00 horas. En los menores de 3 años, hay cremas específicas para protegerles del sol, y además, se aconseja el uso de gorras y gafas de sol.

- Usar gafas de sol para evitar daños oculares. Deben tener una protección del 100% frente a los rayos UV, y el certificado de haber superado todos los controles de la Unión Europea.

- Las personas mayores deban usar fotoprotectores alto o muy altos ya que sus pieles han acumulado ya muchas horas de sol a lo largo de su vida, esto es el denominado capital solar.

- Proteger el cuerpo con la ropa adecuada. Los colores oscuros generalmente protegen mejor del sol que los claros, y los tejidos tupidos son más aconsejables que los más holgados.