diferencia-entre-miopía-hipermetropía-astigmatismo-y-presbicia

Diferencia entre miopía, hipermetropía, astigmatismo y presbicia

Seguramente hayas oído hablar de estos términos en muchas ocasiones, pero a continuación te contamos un poco más sobre los habituales problemas en los ojos:

Miopía:

Este es el problema visual más común de todos, estudios demuestran que alrededor de un 26% de la población tiene miopía.  El principal síntoma es la visión borrosa para objetos lejanos. Es una alteración que se da en aquellas personas que tienen globos oculares de gran diámetro. Su causa no se conoce con exactitud pero los factores genéticos tienen una gran influencia. Se desarrolla a menudo en niños o adolescentes que están creciendo, progresa durante los años de crecimiento y tiende a estabilizarse hacia los 20 años.

Hipermetropía:

La principal característica es la visión borrosa para objetos cercanos. La hipermetropía viene propiciada por un tamaño reducido del ojo o una córnea demasiado plana. Si la hipermetropía no es muy elevada, en la infancia puede ser compensada con los músculos oculares y de esta manera, se puede ver aceptablemente de cerca. Sin embargo, esta capacidad se pierde con los años y se desenfocan los objetos de cerca. Es decir, esta anomalía no aumenta necesariamente con la edad, lo que pasa es que se hace más manifiesta.

Astigmatismo:

Su primera señal es la visión borrosa de imágenes verticales, horizontales o diagonales. Ocurre cuando la parte de encima de la córnea no es perfectamente redonda, lo que hace que llegue la imagen desenfocada a la retina. El astigmatismo no suele venir sólo, casi siempre acompañado de miopía o hipermetropía.

La presbicia o vista cansada:

Aparece con el paso de la edad, ya que el cristalino se vuelve menos flexible, más rígido y los músculos que lo controlan se ablandan, provocando una pérdida de su capacidad de acomodación. La mayoría de las personas tienen entre 40 y 50 años cuando se dan cuenta que están perdiendo su habilidad para ver objetos que están cerca de sus ojos.

En Valenclinic te aconsejamos que ante el primer síntoma acudas al oftalmólogo. Nuestra especialista valorará a fondo tu caso y dará con la mejor solución.