Perfect,Blue,Eye,Macro,In,A,Sterile,Environment,And,Perfect

La Degeneración Macular Asociada a la Edad y la Retinopatía Diabética

La DMAE y la Retinopatía Diabética son enfermedades muy frecuentes hoy en día que afectan a la retina y que tienen el riesgo de acabar con la pérdida de visión que puede llegar a ser irreversible. Veamos a continuación, las características de ambas patologías.

La mácula es una pequeña zona de 5.5 mm de diámetro de la retina donde reside la visión fina y de máxima precisión de nuestros ojos. El envejecimiento al que todos nos vemos sometidos con el paso de los años altera la mácula produciendo alteraciones en la visión.

La DMAE constituye la primera causa de ceguera en mayores de 50 años en los países desarrollados, siendo más frecuente cuanto mayor es la persona.  El 30 % de las personas mayores de 75 años están afectados en mayor o menor medida.

Por su parte, la Retinopatía Diabética es una de las complicaciones más frecuentes de nuestros ojos y que mayores secuelas ocasiona, ya que es la mayor causa de ceguera irreversible en los países desarrollados entre los 20 y los 65 años. La afectación aumenta a más años de evolución de la diabetes, encontrando signos de enfermedad en el 90% de los pacientes a los 30 años de padecer diabetes.

Los principales factores para que exista una evolución de la enfermedad son, además de la duración de la diabetes, el mal control metabólico, el embarazo, la hipertensión arterial, la enfermedad renal, el tabaco y la obesidad.

La detección precoz y el tratamiento continuado de estas enfermedades es fundamental para evitar su evolución y poder mejorar su pronóstico ya que existe el riesgo de que acabe en ceguera irreversible.

Por ello, los tratamientos deben ser periódicos, continuos y sin interrupciones en el tiempo.