enfermedades-ojos

Enfermedades de los ojos más frecuentes y relacionadas con la edad

A partir de los 40 años, lo más probable es que la visión cambie. Muchos de nosotros necesitamos lentes para ver de cerca o tenemos más problemas con el resplandor del sol o a la hora de distinguir colores. Estos cambios son una parte normal de envejecer.  Sin embargo, a más edad, mayores riesgos de desarrollar enfermedades y patologías de los ojos.

Todos debemos visitar un oculista para hacernos un examen completo de los ojos con dilatación de las pupilas. Y es que muchas enfermedades de los ojos no tienen signos de aviso temprano o síntomas. Por ello, un examen de los ojos con dilatación de las pupilas puede detectar enfermedades  en sus etapas tempranas antes de que ocurra una pérdida de la visión.

Enfermedades de los ojos relacionadas con la edad:

 

La degeneración macular

La degeneración macular relacionada con la edad es una enfermedad asociada con el envejecimiento que gradualmente destruye la visión central clara. La visión central es necesaria para ver objetos claramente y para hacer las tareas diarias como leer o conducir. Se da en personas mayores que a lo largo de su vida han estado expuestas a la exposición prolongada de los rayos UV y consiste en el deterioro de parte de la retina.

Cataratas

La catarata es una niebla en la lente del ojo. La visión con catarata puede ser borrosa, los colores pueden parecer desteñidos y se puede notar sensibilidad al resplandor. La catarata es propia de la tercera edad, aunque excepcionalmente también afecta a jóvenes. Las cataratas se producen cuando el cristalino con el paso de los años, se torna opaco y va perdiendo su transparencia ocasionando vista borrosa e incluso pérdida de la visión. Requiere cirugía cuando la visión no es lo suficientemente buena como para que el paciente pueda realizar sus actividades normales.

La enfermedad diabética del ojo

Es una complicación de la diabetes y una de las principales causas de ceguera. La forma más común es la retinopatía diabética que ocurre cuando la diabetes daña los pequeños vasos sanguíneos dentro de la retina. Las personas que sufren colesterol elevado y las mujeres embarazadas que sufren de diabetes también son pacientes de más alto riesgo. Se puede tratar con láser, con inyecciones de algunos fármacos dentro del ojo y en algunos casos con cirugía.

El glaucoma

Es una de las principales causas de ceguera a nivel mundial junto con la retinopatía diabética, especialmente en los adultos. Y es que el glaucoma es un grupo de enfermedades que pueden dañar el nervio óptico del ojo y resultar en pérdida de la visión y ceguera. Usualmente es asociado con la presión alta en el ojo y afecta la visión de lado o periférica. Se da principalmente en adultos sobre los 40 años. Dependiendo del tipo de glaucoma, se aplican distintos tratamientos.

Desprendimiento de retina

Es un problema grave que requiere atención médica dentro de 24 a 48 horas después de los primeros síntomas ya que puede llevar a la ceguera. Los síntomas son pueden ser visión de puntos negros, destellos luminosos, pérdida de agudeza visual y distorsión de imágenes. El tratamiento es siempre quirúrgico, ya sea inmediatamente o después de un corto período de tiempo.

Vista cansada

La presbicia, también conocida como “vista cansada” se desarrolla con la edad. Se corrige con lentes para ver de cerca o con anteojos bifocales o multifocales, estos últimos también llamados progresivos. Aparece después de los 40 años y avanza regularmente hasta más o menos los 65 años de edad, cuando el problema generalmente ya no aumenta más. En algunos casos puede ser operado con cirugía láser o implantes intraoculares

Miopía

Se presenta cuando los objetos lejanos son difíciles de distinguir. Se corrige con lentes que alargan la distancia focal o con cirugía refractiva y se puede dar desde temprana edad.

Hipermetropía

Cuando los objetos cercanos se ven borrosos. Se puede padecer desde la infancia. Se puede corregir con anteojos, lentes de contacto o cirugía refractiva.

Astigmatismo

Cuando la imagen de un objeto se ve confusa y distorsionada. Los lentes que corrigen este problema son los cilíndricos. También se puede corregir con cirugía refractiva. Este problema ocasiona dolor de ojos, cabeza y mucha fatiga visual.

Estrabismo

Cuando uno de los ojos se desvía. El problema se corrige mediante el uso anteojos especiales, con parches, ejercicios musculares y en algunos casos por medio de cirugía. La detección precoz es esencial para establecer el equilibrio muscular, es decir, recuperar el paralelismo de los ojos. El tratamiento quirúrgico está indicado en los casos severos o que no se corrigen con los tratamientos anteojos o ejercicios.

Conjuntivitis

Ocurre principalmente en los meses de primavera y verano. Es una inflamación de la conjuntiva causada por alérgenos (polen, pasto, polvo, etc.) y sus síntomas son picazón, lagrimeo, sensación de arenillas, enrojecimiento ocular y secreción. También existe la conjuntivitis infecciosa causada por bacterias, virus u otros agentes infecciosos.

Ojo Seco

Es uno de los padecimientos más frecuentes en mujeres mayores de 40 años. Algunos de los síntomas son irritación ocular, sensación de párpados pesados, ardor en los ojos, molestias al mirar la luz. El uso de antihistamínicos, antidepresivos, uso de lentes de contacto y algunas enfermedades reumáticas pueden ser la causa. Se trata con gotas o ungüentos lubricantes, tapones lagrimales, en algunos casos la cirugía puede ser útil.