higiene postural

Higiene postural: evita las posturas dañinas para tu espalda

En la actualidad pasamos muchas horas sentados, ya sea por trabajo o por ocio, y esto puede producir cierto malestar en la espalda. Como ya te comentamos en entradas anteriores los dolores lumbares suponen un 90% de las bajas laborales en la Unión Europea y las causas más comunes residen en el entorno laboral, sobre todo en las oficinas al no utilizar la postura adecuada para sentarse.

Por ello, en la entrada de esta semana te enseñamos los errores más comunes que cometemos a la hora de sentarnos y que no debes realizar.

Los errores más comunes por excelencia son tener la cabeza adelantada, los hombros caídos, columna curvada hacia delante y zona lumbar sin llegar a apoyarla en el respaldo. Además no apoyar los codos en una superficie a la hora de escribir o usar el teclado, genera molestias musculares y articulares.

Sentarse en el borde de la silla también es una postura usual, pero dificulta el mantener la postura correcta de la espalda. Además con esta posición se reduce el apoyo y la estabilidad del cuerpo, y en ocasiones hace que estés demasiado cerca de la mesa, por lo que dificulta tu movilidad.

Otra postura que adquirimos es la de mantener los hombros caídos, provocando molestias en la musculatura pectoral y en la espalda.

Debes empezar a fijarte que posturas sueles adquirir al sentarte y comenzar a sustituirlas por otras más correctas y así evitar hacerte daño. La higiene postural nos ayuda a prevenir lesiones en el día a día.  Por tanto, cuando se está sentado hay que enderezar la columna, centrando la fuerza en la zona lumbar y evitar la habitual “joroba”.