dolor rodilla correr

Previene el dolor de rodilla al practicar running

El running puede ser un deporte muy beneficioso para nuestro organismo ya que tiene numerosas ventajas siempre que se practique de forma moderada y prestando atención a nuestro cuerpo:

 -     Favorece el sistema óseo, cardiovascular y metabólico.

-      Previene la aparición de la artrosis .

-      Reduce los niveles de estrés y ansiedad.

-      Mejora la calidad del sueño si se realiza a una hora adecuada.

 El hecho de ser barato y accesible para cualquier persona, el poder realizarlo en grupo o de forma individual, y hacerlo en cualquier sitio y a cualquier hora favorece sin duda su éxito. Por todo ello, el running es uno de los deportes más practicados en España.

Sin embargo, a pesar de sus ventajas, muchos aficionados acaban experimentando dolencias en las rodillas. La mayoría de las veces se trata de contusiones, sobrecargas o distensiones de los músculos que le dan soporte, enfermedades como la artritis y problemas de menisco o cartílago.

Y es que las articulaciones son las peores paradas en el running. El impacto continúo, especialmente al correr asiduamente y con intensidad, provoca un desgaste rápido de la articulación y del cartílago, y contribuye a la aparición y empeoramiento de la artrosis.

Por todo ello, para prevenir lesiones de rodilla es importante:

 -    Calentar y estirar de forma adecuada.

-     Tonificar los cuádriceps y los bíceps femorales, para conseguir que nuestro peso se reparta correctamente sobre la articulación disminuyendo la sobrecarga.

-     Aplicación de frío sobre la zona después de hacer ejercicio, haya o no dolor.

-     Consumición de suplementos con colágeno y ácido hialurónico.

-     Llevar un calzado adecuado. Se deben escoger zapatillas con una correcta amortiguación sujeción y transpiración del pie.

-     Tener en cuenta la pronación o supinación en nuestra pisada.

 Identificación y tratamiento de una lesión

A veces resulta complicado diferenciar una simple molestia de una lesión. Normalmente, las molestias aparecen de forma puntual al comienzo del ejercicio y desaparecen progresivamente con el calentamiento. En cambio, en una lesión, el dolor se repite de forma habitual y suele surgir en la parte final del ejercicio sin llegar a desaparecer.

En el caso de molestias repetitivas o lesiones se debe acudir al especialista para que identifique de qué se trata y aplique el tratamiento adecuado. Lo más importante es averiguar las causas que originaron la lesión para evitar que ésta se reproduzca de nuevo en el futuro. Debemos advertir que cuando una lesión ha degenerado en algo crónico, se debe optar por otros deportes de menor impacto.

Si Ud. ha experimentado molestias o padece de alguna lesión de rodilla no dude en contactaros. En VALENCLINIC, nuestro responsable y experto en traumatología y cirugía ortopédica, el Dr. Enrique Gargallo, puede aplicar el tratamiento más adecuado para cualquier caso concreto dependiendo de la articulación y del grado en el que se encuentre.