hifu_rejuvenecimient

VALENCLINIC incorpora una máquina HIFU, Ultrasonidos Focalizados de Alta Intensidad para el rejuvenecimiento facial y corporal sin cirugía

VALENCLINIC ya dispone de una de las novedades más interesantes en el mercado de la aparatología médico-estética. Hemos incorporado a los servicios de Medicina Estética una máquina de última tecnología denominada HIFU (High-Intensity Focused Ultrasound) para realizar tratamientos no quirúrgicos para el rejuvenecimiento de la piel de la cara y el cuerpo mediante la focalización de la energía ultrasónica.

Una nueva tecnología que se perfila actualmente como una de las más eficientes en aplicaciones médico-estéticas. Y es que, siendo la cara la parte más visible de nuestro cuerpo, los pacientes reclaman tratamientos estéticos faciales para disminuir las arrugas, mejorar la calidad de la piel y disimular el paso del tiempo.

Ventajas:

Los tratamientos HIFU en el rostro permiten:

-       Elevar las cejas y los pómulos

-       Corregir la flacidez del cuello

-       Reducir el pliegue entre la nariz y las comisuras de los labios

-       Disminuir las arrugas alrededor de los ojos y de los labios,

-       Mejorar el tono de la piel

-       Disminuir los poros

-       Marcar el óvalo facial,


En el cuerpo, HIFU es el mejor activo para:

-       Combatir la flacidez, especialmente en los brazos y la parte superior de las piernas

-       Suavizar las arrugas del escote


Además, una de las grandes ventajas de este tratamiento es que regenera el tejido estimulando el colágeno de forma natural. La focalización selectiva de la energía ultrasónica que emplea este sistema alcanza la temperatura y la profundidad óptima de calentamiento de la piel, lo que estimula la producción propia de colágeno al alcanzar las capas más profundas sin dañar ningún tejido.

¿Cómo se realiza el tratamiento? 

El tratamiento no deja cicatrices y se puede realizar en cualquier época del año.

La sesión dura entre 30 y 60 minutos y, en el caso de que sea necesario, se puede repetir a los dos meses. Los resultados son visibles tras la primera sesión y durarán alrededor de un año y medio.

Para realizar el tratamiento HIFU se utiliza una crema anestésica y los posibles efectos secundarios son únicamente el enrojecimiento de la piel y una ligera inflamación o sensación de hormigueo. Además, no es necesario que el paciente abandone sus actividades cotidianas y este tratamiento tampoco requiere ningún cuidado especial posterior.