Female runner suffering with pain on sports running knee injury

Hablemos de… Lesiones de rodilla

La progresiva vuelta a la normalidad y la posibilidad ya consolidada de poder practicar deporte al aire libre permite que todos los que lo deseen puedan volver a la práctica de una de las aficiones más extendidas en nuestros país: Salir a correr. En relación a esto, hoy queremos hablar de una de sus lógicas consecuencias: las lesiones de rodilla.

Estas lesiones son habituales entre las personas adultas y que practican deporte de forma habitual. Aparte de ser, en ocasiones, dolorosas, pueden también afectar a la calidad de vida si no se trata de forma adecuada siguiendo los consejos de un profesional.

Entre las lesiones de rodilla destaca el desgarre o la rotura de menisco. Esta lesión es habitual en actividades físicas en la que se realiza un giro brusco sobre la rodilla soportando todo el peso del cuerpo. Suele ocurrir en giros repentinos, a la hora de arrodillarse, ponerse en cuclillas o levantar algo pesado. En las personas mayores, los procesos degenerativos de la rodilla pueden contribuir a una rotura de los mismos. Veamos, a continuación, los síntomas del desgarre o la rotura de menisco y las recomendaciones para intentar prevenirlos:

 Síntomas del desgarre o la rotura de menisco:

- Un chasquido o ruido seco en la rodilla en el momento de la lesión.

- Dolor en el centro o costado de la rodilla, sobre todo al torcerla o al agacharse.

- Reducción de la movilidad en la articulación.

- Dificultades a la hora de flexionar la rodilla, es posible que esta no pueda extenderse por completo.

- Momentos en los que la rodilla no funciona correctamente.

 Recomendaciones para prevenir  el desgarre o la rotura de menisco:

- Hacer ejercicio con regularidad, realizando actividades que fortalezcan los músculos de las piernas, ya que ayudan a estabilizar y a proteger la rodilla.

- A la hora de realizar deporte hacer siempre sesiones de calentamiento y estiramientos antes y después.

- Permitir a los músculos el tiempo necesario para la recuperación. No hay que abusar de ellos ni explotarlos.

- Llevar un calzado apto para poder realizar adecuadamente los ejercicios.

- Saber realizar los ejercicios y cuáles son las técnicas específicas para cada práctica.

- Si ya sabes que tienes algún problema en la rodilla o has tenido una lesión anteriormente, es recomendable el uso de rodilleras o vendajes elásticos.

En el caso de padecer molestias o alguna lesión no dude en contactaros. En VALENCLINIC, nuestro responsable y experto en traumatología y cirugía ortopédica, el Dr. Enrique Gargallo, puede aplicar el tratamiento más adecuado para cualquier caso concreto dependiendo de la articulación y del grado en el que se encuentre la lesión.