maarten-duineveld-pmfJcN7RGiw-unsplash 2

Temporada de esquí: Lesiones y prevención

En estas fechas nos encontramos inmersos en plena temporada de esquí con gran afluencia de público. Muchos de ellos, inexpertos que no suelen esquiar con frecuencia. La mejor recomendación cuando hablamos de esquiar es tomárselo con calma, empezar poco a poco y no tener prisa por aprender. Mejor invertir unas horas en tomar contacto con los esquís y la nieve que lanzarse por cualquier pista sin control que pueda llevarnos a una caída y su consiguiente lesión.

Cuando hablamos del esquí y sus lesiones, podemos destacar aquellas que afectan a:

- Extremidades inferiores: Y es que es muy habitual tener lesiones en los ligamentos de las rodillas, fracturas de la tibia y peroné y lesiones del tobillo.

- Extremidades superiores: En las caídas son también normales las lesiones en los ligamentos del pulgar y las fracturas del hombro. Esto se debe a que no tenemos el control cuando nos caemos y dejamos todo el peso en la parte superior del cuerpo.

- Columna: Afortunadamente, éstas no son de las más frecuentes, pero es posible que en situaciones en las que el esquiador se desplace a gran velocidad se tenga un golpe grave que produzca un daño medular e incluso parálisis.

- Cráneo y cara: Esta lesión es habitual cuando se producen choques entre personas o cuando se pierde el control y chocamos con la cabeza contra las barreras protectoras u otros elementos.

¿Cómo prevenir las lesiones en el esquí? 

El principal consejo es saber cuál es la capacidad de cada uno y alcanzar un buen equilibrio entre la técnica que tenemos y nuestro estado físico.

Además, debemos realizar esta actividad con un material apto. Los esquís deben de tener unos buenos cantos y fijaciones, que soporten bien el peso y la potencia de la persona y que en el caso de caída se puedan soltar los esquís sin mayor inconveniente.

Obviamente, la mejor manera de evitar las lesiones de cráneo es esquiar con casco, principalmente si es de las primeras veces que esquiamos.

Se recomienda no esquiar cansado. Para ello, lo recomendable es descansar la noche previa a la actividad. Tampoco deberíamos esquiar mas de tres horas, más de tres días seguidos e incluso después de las 15.00 de la tarde.

En el caso de que Ud. padezca alguna lesión en alguna extremidad de su cuerpo no dude en contactaros. En VALENCLINIC, nuestro responsable y experto en traumatología y cirugía ortopédica, el Dr. Enrique Gargallo, puede aplicar el tratamiento más adecuado para cualquier caso concreto dependiendo de la articulación y del grado en el que se encuentre la lesión.