factores

9 factores de riesgo cardiovascular que sí podemos controlar

Desde VALENCLINIC deseamos hacer hincapié y concienciar que la salud cardiovascular, la capacidad de mantener un corazón sano con unas arterias coronarias en condiciones óptimas, depende de diversos factores, algunos de ellos modificables y otros que no lo son.

Los principales factores de riesgo cardiovascular que no se pueden modificar son la edad, el sexo y la predisposición genética. El riesgo de padecer una angina de pecho o un infarto agudo de miocardio es mayor en los hombres. Sin embargo, la mortalidad de las personas que sufren estas enfermedades es mayor en la mujer.

Los factores de riesgo modificables son sobre los que hacen hincapié las campañas de prevención dado que son los que podemos abordar. Es aconsejable dejarse guiar por los especialistas de la salud para proteger el corazón y poder llevar una vida más sana y más plena. Estos factores son:

1 Tabaquismo

El consumo de tabaco multiplica por 3 el riesgo de padecer un episodio cardiovascular en comparación con las personas que no son fumadoras. Dicho riesgo es directamente proporcional a los cigarrillos que se fuman al día y a los años de duración del hábito de fumar.

 2 Diabetes

Padecer diabetes hace que la glucosa excesiva en sangre dañe la capa más interna de los vasos sanguíneos, hecho que dificulta el paso de la sangre y que, por lo tanto, aumenta el riesgo de que se produzca una oclusión arterial.

 3 Hipertensión

El hecho de sufrir de hipertensión arterial conlleva que el corazón tenga que bombear la sangre con más fuerza. El excesivo trabajo al que se ve sometido el corazón hace que a medio plazo el órgano tenga que aumentar su masa muscular y que las arterias se engrosen, lo cual dificulta el riego sanguíneo y favorece que se dé un episodio cardiovascular.

 4 Colesterol

El colesterol se deposita en el interior de las arterias, lo cual provoca la creación de placas de ateroma que dificultan la circulación de la sangre y aumentan el riesgo de sufrir una angina de pecho o un infarto agudo de miocardio. Se recomienda que los niveles totales de colesterol permanezcan de manera óptima por debajo de los 200 mg/dl.

 5 Triglicéridos

Los triglicéridos elevados, al igual que el colesterol, también suponen otro factor que aumenta el riesgo cardiovascular y debería procurarse que sus niveles no superasen los 150 mg/dl.

 6 Dieta

La dieta es un pilar fundamental en el control del riesgo cardiovascular. Se ha demostrado que la dieta mediterránea, más rica en pescado, cereales, frutas y verduras, disminuye el riesgo cardiovascular frente a las dietas más ricas en carnes y grasas.

 7 Obesidad

La obesidad y el sobrepeso predisponen a la aparición de diabetes, hipercolesterolemia e hipertensión arterial, consabidos factores de riesgo cardiovascular. Es recomendable que el índice de masa corporal (IMC) se mantenga por debajo de 25 kg/m2.

 8 Sedentarismo

La falta de actividad física aumenta el riesgo cardiovascular al favorecer la aparición de hipertensión arterial, obesidad, arterioesclerosis y enfermedades respiratorias. Se recomienda una actividad física diaria de unos 30 minutos.

 9 Estrés

El estrés comporta un aumento del riesgo cardiovascular. Verse sometido a una alteración emocional importante aumenta el riesgo coronario en las dos horas siguientes del episodio. Asimismo, estar bajo estrés también hace que se coma peor y se realice menos actividad física, lo cual aumenta el riesgo cardiovascular.