Female runner suffering with pain on sports running knee injury

Hablemos de… Lesiones de rodilla

La progresiva vuelta a la normalidad y la posibilidad ya consolidada de poder practicar deporte al aire libre permite que todos los que lo deseen puedan volver a la práctica de una de las aficiones más extendidas en nuestros país: Salir a correr. En relación a esto, hoy queremos hablar de una de sus lógicas consecuencias: las lesiones de rodilla.

Estas lesiones son habituales entre las personas adultas y que practican deporte de forma habitual. Aparte de ser, en ocasiones, dolorosas, pueden también afectar a la calidad de vida si no se trata de forma adecuada siguiendo los consejos de un profesional.

Entre las lesiones de rodilla destaca el desgarre o la rotura de menisco. Esta lesión es habitual en actividades físicas en la que se realiza un giro brusco sobre la rodilla soportando todo el peso del cuerpo. Suele ocurrir en giros repentinos, a la hora de arrodillarse, ponerse en cuclillas o levantar algo pesado. En las personas mayores, los procesos degenerativos de la rodilla pueden contribuir a una rotura de los mismos. Veamos, a continuación, los síntomas del desgarre o la rotura de menisco y las recomendaciones para intentar prevenirlos:

 Síntomas del desgarre o la rotura de menisco:

- Un chasquido o ruido seco en la rodilla en el momento de la lesión.

- Dolor en el centro o costado de la rodilla, sobre todo al torcerla o al agacharse.

- Reducción de la movilidad en la articulación.

- Dificultades a la hora de flexionar la rodilla, es posible que esta no pueda extenderse por completo.

- Momentos en los que la rodilla no funciona correctamente.

 Recomendaciones para prevenir  el desgarre o la rotura de menisco:

- Hacer ejercicio con regularidad, realizando actividades que fortalezcan los músculos de las piernas, ya que ayudan a estabilizar y a proteger la rodilla.

- A la hora de realizar deporte hacer siempre sesiones de calentamiento y estiramientos antes y después.

- Permitir a los músculos el tiempo necesario para la recuperación. No hay que abusar de ellos ni explotarlos.

- Llevar un calzado apto para poder realizar adecuadamente los ejercicios.

- Saber realizar los ejercicios y cuáles son las técnicas específicas para cada práctica.

- Si ya sabes que tienes algún problema en la rodilla o has tenido una lesión anteriormente, es recomendable el uso de rodilleras o vendajes elásticos.

En el caso de padecer molestias o alguna lesión no dude en contactaros. En VALENCLINIC, nuestro responsable y experto en traumatología y cirugía ortopédica, el Dr. Enrique Gargallo, puede aplicar el tratamiento más adecuado para cualquier caso concreto dependiendo de la articulación y del grado en el que se encuentre la lesión.

beach-self-portrait_t20_6wloJN

Ya estamos abiertos desde el 4 de mayo

Tenemos la alegría de comunicaros que, desde este pasado lunes 4 de mayo volvemos a reiniciar la actividad en nuestras instalaciones en nuestro horario habitual y con todas las especialidades funcionando al 100% como habitualmente.

Con el fin de asegurar la salud tanto de nuestros pacientes como de nuestros trabajadores, hemos incorporado las siguientes medidas de seguridad que nos avalan como centro limpio de baja exposición al Covid-19:

- Todo el equipo va equipado con equipos de protección individual (EPIs), con guantes, mascarillas, viseras y batas
- Hemos incorporado mamparas de protección en todo el área de recepción
- Contamos con gel desinfectante en la entrada de la clínica para que toda persona que entre y salga se lave las manos
- Hemos ajustado los horarios de nuestros profesionales médicos y citas de pacientes para evitar esperas y coincidencia de personas en las instalaciones
- Realizamos una limpieza exhaustiva de las superficies y zonas comunes contando con una adecuada ventilación para minimizar riesgos

Además, desde VALENCLINIC os recomendamos las siguientes medidas para la prevención de contagios del Covid-19 cuando acudáis a la clínica:

- Es necesaria cita previa acordada previamente por teléfono
- Acude a la clínica con mascarilla y guantes
- Ven de manera individual sin acompañante, excepto en casos de menores o personas dependientes
- Se puntual a tu horario de la cita para evitar esperas en las instalaciones
- Evita el contacto físico con los demás pacientes y profesionales médicos
- Intenta mantener la distancia de seguridad interpersonal (2 metros aprox.)
- Evita tocarte los ojos, la nariz y la boca
- Si toses o estornudas cúbrete la nariz y la boca con la parte interna del codo

PIDE CITA PREVIA en los teléfonos: 962066309 – 962066381

 

athlete runner knee injury run

Cómo empezar correctamente en el running

Con las primeras semanas del año muchas personas han tomado la decisión de empezar a correr o practicar running. Un propósito muy saludable pero que no se debe tomar a la ligera ya que debemos marcarnos unos objetivos razonables y una rutina adecuada a nuestras posibilidades.

Los objetivos deben ser claros y realistas para poder alcanzarlos, ya que si son demasiado altos nos costará mantener la motivación ya que no veremos resultados rápidamente y pensaremos que no estamos progresando.

Debemos no tener prisa y empezar poco a poco ya que con el tiempo conseguiremos aumentar la duración y mejorar nuestros tiempos.

Veamos una serie de consejos para iniciarnos correctamente en el running:

1. Si nunca hemos salido a correr y nuestros músculos no están en forma, es aconsejable que comencemos montando en bicicleta para así mejorar las articulaciones y fortalecer las rodillas.

2. Una vez que hayamos mejorado nuestra forma física de base deberemos ir aumentando poco a poco las distancias. Al principio es preferible no acabar agotado y sentir que aun podríamos haber seguirdo un poco más. Es recomendable, además, que durante el primer mes alternemos la carrera continua con caminar.

3. Debemos encontrar un ritmo adecuado que podamos soportar. No debesmos ahogarnos a mitad de recorrido, sino que es preferible terminar lo propuesto aunque sea poco e ir aumentando las distancias progresivamente.

4. Siempre que terminemos un entrenamiento hemos de realizar estiramientos para evitar lesiones y molestias en los músculos.

5. Para seguir mejorando es recomendable aumentar la fuerza de las piernas en el gimnasio, para mejorar nuestro rendimiento y evitar lesiones. Sin embargo, no solo las piernas tienen un papel importante en el running, también hemos de tener en cuenta tonificar la parte lumbar, pelvis y brazos.

6. Es recomendable salir a correr en grupo ya que puede aportar efectos positivos a nivel psicológico. El grupo querrá ir aumentando objetivos y metas lo que nos mantendrá obligados y motivados a superarlas.

7. Debemos escuchar a nuestro cuerpo. Al principio es normal sentir alguna incomodidad al correr, pero otra cosa muy diferente es correr con dolor. Nunca debemos correr si alguna parte del cuerpo nos está doliendo. Es importante tener en cuenta que las rodillas no deben de dolernos ni antes ni después de correr.

8. La alimentación es un aspecto importante a tener en cuenta. Hemos de consumir frutas y verduras ya que están llenas de vitaminas y minerales. Es mejor comer nutrientes que calorías, es decir, consumir alimentos nutricionalmente densos que aporten tanto micronutrientes (vitaminas y minerales) como macronutrientes (carbohidratos, proteínas, grasas) ya que el cuerpo lo necesita.

Nude woman with a neck injury on black background

Consejos para prevenir los dolores de espalda

Es relativamente normal padecer dolores de espalda a lo largo de nuestra vida. Estas dolencias pueden ir desde pequeñas molestias constantes hasta una repentina punzada de dolor que nos dificulte nuestros movimientos en el día a día.

El dolor lumbar suele estar causado por espasmos musculares o por un desgarro de los músculos y ligamentos. Esto puede producirse al inclinarnos, levantar, cargar o empujar objetos pesados, al tomar asiento o al conducir en una posición encorvada durante largos periodos de tiempo sin hacer pausas, o incluso por adoptar una postura corporal incorrecta en el puesto de trabajo.

Entre los distintos y más frecuentes dolores de espalda se encuentran la lumbalgia, la dorsalgia y la cervicalgia. De las tres, la más común es la lumbalgia, la cual afecta a la zona comprendida entre la base de las costillas y el principio del muslo. La cervicalgia, por su parte, es la menos frecuente aunque puede llegar a producir importantes molestias y dolores.

Podemos establecer 2 tipos de dolores: el dolor agudo y el dolor crónico. El dolor agudo es el que se produce de forma repentina y suele tener una duración inferior a 6 semanas. Por el contrario estaría el dolor crónico que se puede prolongar durante más de 3 meses.

Para poder prevenir los dolores de espalda deberíamos tener en cuenta estos consejos:

1. Debemos distribuir el peso a la hora de cargar con bolsas entre los brazos.

2. Al levantar algo pesado debemos flexionar las rodillas, mantener la espalda recta y contraer el abdomen.

3. En un trabajo en el que debemos estar muchas horas sentado, hemos de levantarnos de vez en cuando, e incluso realizar alguna tarea, como hablar por teléfono, mientras caminamos.

4. Realizar a diario una rutina de ejercicios breves para equilibrar la tensión muscular. Un buen ejemplo puede ser el yoga o pilates.

5. Comer de forma sana y beber mucha agua. Mantenernos en un peso saludable ayuda a prevenir los dolores de espalda.

En caso de experimentar molestias o dolores de espalda no dude en contactarnos. En VALENCLINIC, nuestro responsable y experto en traumatología y cirugía ortopédica, el Dr. Enrique Gargallo, puede aplicar el tratamiento más adecuado para cualquier caso concreto dependiendo de la articulación y del grado en el que se encuentre.

maarten-duineveld-pmfJcN7RGiw-unsplash 2

Temporada de esquí: Lesiones y prevención

En estas fechas nos encontramos inmersos en plena temporada de esquí con gran afluencia de público. Muchos de ellos, inexpertos que no suelen esquiar con frecuencia. La mejor recomendación cuando hablamos de esquiar es tomárselo con calma, empezar poco a poco y no tener prisa por aprender. Mejor invertir unas horas en tomar contacto con los esquís y la nieve que lanzarse por cualquier pista sin control que pueda llevarnos a una caída y su consiguiente lesión.

Cuando hablamos del esquí y sus lesiones, podemos destacar aquellas que afectan a:

- Extremidades inferiores: Y es que es muy habitual tener lesiones en los ligamentos de las rodillas, fracturas de la tibia y peroné y lesiones del tobillo.

- Extremidades superiores: En las caídas son también normales las lesiones en los ligamentos del pulgar y las fracturas del hombro. Esto se debe a que no tenemos el control cuando nos caemos y dejamos todo el peso en la parte superior del cuerpo.

- Columna: Afortunadamente, éstas no son de las más frecuentes, pero es posible que en situaciones en las que el esquiador se desplace a gran velocidad se tenga un golpe grave que produzca un daño medular e incluso parálisis.

- Cráneo y cara: Esta lesión es habitual cuando se producen choques entre personas o cuando se pierde el control y chocamos con la cabeza contra las barreras protectoras u otros elementos.

¿Cómo prevenir las lesiones en el esquí? 

El principal consejo es saber cuál es la capacidad de cada uno y alcanzar un buen equilibrio entre la técnica que tenemos y nuestro estado físico.

Además, debemos realizar esta actividad con un material apto. Los esquís deben de tener unos buenos cantos y fijaciones, que soporten bien el peso y la potencia de la persona y que en el caso de caída se puedan soltar los esquís sin mayor inconveniente.

Obviamente, la mejor manera de evitar las lesiones de cráneo es esquiar con casco, principalmente si es de las primeras veces que esquiamos.

Se recomienda no esquiar cansado. Para ello, lo recomendable es descansar la noche previa a la actividad. Tampoco deberíamos esquiar mas de tres horas, más de tres días seguidos e incluso después de las 15.00 de la tarde.

En el caso de que Ud. padezca alguna lesión en alguna extremidad de su cuerpo no dude en contactaros. En VALENCLINIC, nuestro responsable y experto en traumatología y cirugía ortopédica, el Dr. Enrique Gargallo, puede aplicar el tratamiento más adecuado para cualquier caso concreto dependiendo de la articulación y del grado en el que se encuentre la lesión.

web

¿Qué son y cómo abordar los problemas digestivos?

Un problema digestivo es cualquier anomalía de la salud que le ocurre al aparato digestivo. Los problemas digestivos son más frecuentes de lo que creemos, afectando a la mayoría de la población en mayor o menor medida.

El dolor de estómago, el ardor y la acumulación de gases son problemas muy comunes que todos conocemos y que pueden alterar de forma importante la calidad de vida de las personas que los padecen, afectando a su rendimiento tanto personal como laboral. En muchas ocasiones se deben al ácido gástrico, pero ésta no es la única causa.

Y es que el organismo de ciertas personas reacciona de forma negativa al entrar en contacto con algunos grupos alimenticios. Estas molestias pueden deberse a una intolerancia alimentaria, a una alergia o a un caso de inflamación alimentaria. Además, estas afecciones pueden ir de más leves a más serias.

Los problemas digestivos más comunes 

Cada vez son más las personas que sufren algún problema digestivo. La mayoría suelen ser muy molestos y los reconocemos rápidamente. Estos son algunos de los problemas digestivos más comunes en los adultos:

- Sensación de acidez o ardor desde el estómago a la garganta.

- Indigestión. Dolor persistente en la parte superior del abdomen. En ocasiones produce ganas de vomitar y suele ser provocado por alguna comida que no nos haya sentado bien.

- Estreñimiento. Es uno de los más frecuentes. Hay que aumentar la ingesta de líquidos y de alimentos ricos en fibra para evitarlo.

- Síndrome del colon irritable. Produce dolor abdominal, hinchazón y cambios en la frecuencia y la consistencia de las deposiciones.

- Heces en estado líquido o semi-líquido. Si esta clase de deposiciones se producen con frecuencia y se prolongan por varios días, se corre el riesgo de deshidratarse.

- Incontinencia intestinal. Se le llama así a la pérdida de capacidad para controlar las evacuaciones. Quienes la padecen pueden expulsar gases o evacuar de forma involuntaria.

Cómo tratar los problemas digestivos

Una vez han aparecido, lo que queremos es que desaparezcan cuanto antes y nos dejen continuar con normalidad. Adoptar la solución adecuada puede acabar rápidamente con el trastorno o, incluso, evitarlo. En VALENCLINIC tenemos el placer de contar con el Dr. Luis Ferrer Barceló, especialista en el Aparato Digestivo.

WEB

10 Consejos para abordar la Navidad de manera saludable

La Navidad es una época difícil para mantener nuestro peso ideal. Las comilonas se multiplican y es complicado no caer en la tentación. Lograr mantener nuestro peso entre tanto exceso no es fácil, pero hay diversas precauciones que podemos tomar para no acabar con más peso que de costumbre, sin la necesidad de renunciar a los principales banquetes. Desde VALENCLINIC os damos unos sencillos consejos para ayudaros:

Comenzar el día haciendo ejercicio

Según estudios publicados, hacer ejercicio nada más levantarnos reduce nuestro apetito el resto del día. Basta con 45 minutos de ejercicio matutino para que nuestra inclinación por la comida disminuya.

No picar entre horas

Durante estas fechas es importante saber decir que no a ciertas tentaciones. Si quieres comer más desahogadamente en las fiestas, lo mejor es evitar atracones de bombones o el roscón de Reyes sobrante. Mejor guardar fuerzas para las comidas realmente importantes.

Comer despacio

No es ningún secreto: comer rápido, además de ser poco saludable, nos lleva a comer más. En las cenas y comidas navideñas se suele comer especialmente rápido, pues hay mucha comida, y los platos se suceden muy rápidamente. Concentrarse en comer despacio es la mejor manera de controlar lo que comemos y evitar empachos.

No ir a los banquetes en ayunas

No es una buena idea. Si llegas a la cena de Nochebuena con un hambre espantoso lo más probable es que acabes comiendo mucho más de lo que deberías. Y es que es muy fácil perder el control frente a una mesa repleta de manjares.

Sí a las verduras y platos al horno

No todos los banquetes navideños tienen que ser hipercalóricos. Lo importante es deshacerse de la mentalidad de que las comidas de Navidad tienen que ser  muy abundantes. Una vez en la mesa, lo mejor es centrarse en el plato que más nos gusta, tomando menos del resto siendo muy cuidadosos con los entrantes y los postres.

El marisco como mejor aliado

Estos alimentos bajos en calorías son de gran ayuda para poder disfrutar de los banquetes sin tener que aumentar necesariamente de talla. Sería ideal que nuestras comidas pueden constar de un primer plato de marisco, ayudando a llevar una dieta saludable y deliciosa.

Apostar por el pavo 

El segundo plato suele ser uno de los que más calorías contiene, por este motivo te recomendamos que te alejes de los fritos, rebozados o empanados.
Igualmente, no hay que abusar de la carne de cerdo o de cordero. Puedes cambiar estas carnes por el pavo, que contiene menos calorías y menos grasas.

Cuidado con los postres

Uno de los grandes problemas de las comidas navideñas se  presenta a la hora del postre. Ese momento en el que la mesa se llena de turrones, barquillos, mazapanes, polvorones y todo tipo de dulces. Respecto a los dulces, lo mejor es evitarlos por completo.

Compensar los excesos

No es necesario renunciar a las grandes comidas navideñas para mantener nuestro peso, pero es necesario compensar éstas con una dieta ajustada en los días sin eventos. Lo ideal es apostar por las verduras, las ensaladas y la carne y el pescado a la plancha.

Atención al alcohol

La bebida es uno de los grandes peligros de estas fiestas. El alcohol es la mayor fuente de calorías, pero también son peligrosos los refrescos, cuyo consumo se dispara en navidades. Evitar el consumo de alcohol por completo es difícil, pero si no quieres engordar lo mejor es que tengas cuidado.

blog cardio

El cuidado del corazón en la tercera edad

El progresivo envejecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida son las causas por las que, año tras año, la frecuencia de enfermedades cardiovasculares también aumente.

Con el paso de los años nuestro organismo se debilita y, al igual que ocurre con los músculos y huesos, el corazón y las arterias también se ven afectados por la edad.

Por ello, las principales enfermedades del corazón que padece la gente a partir de la tercera edad son las siguientes:

 - Cardiopatía coronaria: Es la principal causa de pérdida funcional en los hombres. Se trata de una enfermedad que afecta a los vasos sanguíneos del corazón, haciendo que no reciban la suficiente cantidad de sangre para su funcionamiento. Dentro de esta enfermedad, las complicaciones más frecuentes son el infarto agudo de miocardio y la angina de pecho.

- Enfermedad cerebrovascular: Las venas y las arterias que irrigan el cerebro se ven afectadas impidiendo que la sangre circule correctamente. Afecta en mayor medida a mujeres, sobre todo durante la tercera edad. Entre sus efectos se encuentran el ictus y los problemas de vista o coordinación de movimientos.

- Hipertensión arterial: Consiste en el aumento de la presión arterial que hace que las arterias se hagan más gruesas dificultando el paso de la sangre. Esta enfermedad no presenta síntomas claros por lo que se recomienda llevar un control exhaustivo y periódico de la presión arterial de las personas mayores para detectarla a tiempo.

Según la Sociedad Española de Gerontología y Geriatría, hasta el 80% de las enfermedades cardiovasculares pueden evitarse con solo cambiar los hábitos de vida.

Evitar factores de riesgo como el tabaco, el alcohol, el sedentarismo y llevar una dieta equilibrada son los factores claves para reducir las posibilidades de sufrir este tipo de enfermedades.

Si lo deseas, consulta con un profesional de salud para establecer los cuidados más adecuados para el bienestar del corazón, especialmente en personas mayores.

La Dra. Joaquina Belchi, una de las cardiólogas mejor valoradas de nuestro país, es la responsable titular del área de Cardiología de VALENCLINIC en la que disponemos de tecnología de última generación para realizar todo tipo de diagnósticos y pruebas.

beach-863127_960_720

Evita las infecciones por hongos en verano

El aumento de la temperatura, la humedad y una mayor actividad física hace que en verano se dispare el riesgo de contraer una infección por hongos. La piscina es el caldo de cultivo perfecto para el contagio de estos organismos que viven en el aire, el suelo, las plantas y el agua.

Si deseamos evitar infecciones por hongos en la piscina, la playa, las duchas públicas o los gimnasios debemos utilizar chanclas de goma para evitar el contacto directo de los pies con el suelo.

Y aunque los pies son las extremidades más sensibles al contagio, los hongos también pueden aparecer en las uñas, las manos o las ingles. Para reducir lo máximo posible el riesgo de desarrollar una infección por hongos, desde VALENCLINIC os recomendamos:

1. No caminar descalzo por el borde de la piscina ni por el suelo mojado

Algunos hongos sobreviven en los restos de células descamadas de la piel, por lo que el contacto directo con estos restos es una de las causas principales de contagio. Por ello, la mejor forma de evitar la infección por hongos es llevar siempre algún tipo de calzado, especialmente en las zonas húmedas expuestas al sol en los bordes de la piscina.

2. Secarse bien el cuerpo

La humedad es uno de los principales factores que hace posible que los hongos se propaguen, por lo que los especialistas insisten en la importancia de secarse muy bien todo el cuerpo y no dejar partes húmedas entre los dedos, las axilas y otras zonas propensas a permanecer mojadas.

3. Evitar el sudor excesivo

El exceso de sudoración puede ser también ser un importante foco de desarrollo de hongos, por lo que es recomendable ducharse cada cierto tiempo. Los especialistas en enfermedades infecciosas aconsejan el uso de  calzado apropiado que evite que el pie quede encerrado y sudoroso, así como calcetines de algodón que dejen transpirar la piel.

Recuerda que para cualquier problema relacionado con tus pies estamos a tu disposición en nuestra unidad de podología en VALENCLINIC  y disfruta las vacaciones sin complejos.

 

shutterstock_366276713 2

La importancia del sueño en la salud cardiovascular

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que el sueño nocturno tenga una duración de entre 7 y 8 horas de media para los adultos. Y este sueño debe ser reparador, lo que significa que la calidad del sueño debe ser alta, que las horas que durmamos las durmamos profundamente y sin interrupciones.

5 Consejos para alcanzar un sueño reparador

1) Rutinas para dormir: Acostarnos siempre alrededor de la misma hora, incluso durante el fin de semana.

2) Cena ligera: Lo ideal es una cena ligera varias horas antes de acostarnos.

3) Deporte sí, pero no por la noche: Practicar ejercicio es buena idea porque ayuda a dormir mejor pero debemos evitar hacerlo a última hora de la tarde.

4) Evitar estimulantes: La teína y la cafeína son malos compañeros del sueño si nos cuesta dormir. Ocurre lo mismo con otros productos estimulantes como el chocolate o el cacao.

5) Evitar el alcohol: Aunque en ocasiones puede ayudar a conciliar el sueño,  el alcohol altera la fase REM impidiendo un sueño reparador.

Y es que una de las principales necesidades de nuestro organismo es dormir. En este tiempo de descanso nuestro cuerpo cumple con su función reparadora para afrontar el día a día en buenas condiciones. Pero, además, cuando dormimos lo que necesitamos, estamos ayudando a cuidar nuestra salud cardiovascular.

Diversos estudios afirman que aquellas personas que, además de llevar unos hábitos de vida saludables como realizar actividad física de forma regular, mantener una alimentación equilibrada, moderar el consumo de alcohol y no fumar, duermen un mínimo de 7 horas al día, reducen hasta en un 65% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Además, dichos estudios indican que en esas personas el riesgo de morir por enfermedad cardiovascular baja un 83% en comparación con aquellas personas que no siguen ningún hábito de vida saludable.

Entre otras razones, porque un sueño reparador mejora la función endotelial y ayuda a disminuir la presión arterial, ya que mientras dormimos se produce una relajación muscular que también afecta a las arterias. Esta relajación provoca una bajada de la presión arterial de entre un 10% y un 15%.

Por el contrario, dormir poco se asocia a una mayor incidencia de sobrepeso, obesidad, hipertensión y niveles altos de colesterol y triglicéridos, siendo las personas que padecen insomnio las que mayor riesgo tienen de desarrollar insuficiencia cardiaca.